Juárez

Alcanza violencia aquí a periodistas de NatGeo

Comunicadores del medio internacional que hacían entrevista en ‘picadero’ quedan en medio de balacera; hieren a uno

El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

domingo, 06 octubre 2019 | 10:19

Ciudad Juárez.- Periodistas extranjeros que realizaban un reportaje sobre la incidencia delictiva y la facilidad del tráfico de drogas al menudeo en Ciudad Juárez, quedaron atrapados en medio de una doble narcoejecución, e incluso uno de ellos fue alcanzado por las balas.

El ataque, registrado la noche del viernes durante una entrevista que realizaban reporteros de la cadena National Geographic a presuntos vendedores de drogas, alertó a organizaciones internacionales de protección a periodistas.

La Fiscalía General del Estado (FGE) en la Zona Norte, a través de su titular Jorge Nava López, estableció que los dos supuestos narcomenudistas que fueron ejecutados frente al grupo de periodistas pertenecían a la pandilla “Los Aztecas” y ambos contaban con antecedentes penales por extorsión y posesión de droga.

Informó que el ataque ocurrió en una casa de las calles Cerro de la Mesa y Ciénaga de los Olivos del fraccionamiento Valle de los Olivos, en el sur de la ciudad. 

Ahí, dos hombres y dos mujeres abrieron fuego contra los supuestos distribuidores de droga y uno de los periodistas fue herido de bala en una pierna. Otros tres reporteros alcanzaron a refugiarse en una de las habitaciones y en el baño y resultados ilesos.

Nava López dijo que uno de los victimados alcanzó a responder a la agresión con una pistola que fue asegurada en el lugar.

La FGE reportó el incidente y aseguró que el grupo de reporteros, dos estadounidenses acompañados por dos mexicanos, uno de ellos de Culiacán, Sinaloa, estaba en la casa de los presuntos narcomenudistas, a quienes contactaron por su cuenta.

Uno de los supuestos distribuidores de droga fue identificado ayer como Neri Eduardo Calderón Martínez.

Nava indicó que los periodistas extranjeros tenían al menos una semana en la ciudad y que personalmente los atendió en entrevista la tarde del jueves, sin embargo, no le solicitaron protección o custodia para realizar su trabajo.

Durante el transcurso del mediodía de ayer el periodista procedente de Washington que resultó herido de bala fue intervenido quirúrgicamente en un hospital en El Paso.

El fiscal dio a conocer que ya fue dado de alta tras ser reportado fuera de peligro y, junto con su compañero regresó ayer a El Paso, Texas.

El equipo de grabación –dos cámaras, lámparas, micrófonos y otros accesorios– que fue utilizado en el set de grabación quedó asegurado por la Agencia Estatal de Investigaciones.

Nava López señaló que no hay detenidos pero se están analizando las grabaciones que hicieron los reporteros para ver si captaron el momento de la agresión.

El fiscal encabezó las diligencias de un grupo de expertos en criminalística y peritos de la Fiscalía estatal en la casa donde ocurrió la agresión y se encontraron indicios de que era utilizada como centro de distribución y consumo de ‘cristal’ y mariguana.

Activan alerta 

Tras la agresión, la organización Reporteros Sin Frontera, que representa Balbina Flores, también activó la alerta para que los periodistas recibieran la seguridad necesaria.

El tema que desarrollaban los comunicadores era el narcomenudeo, problema que ha ocasionado el 80 por ciento de los asesinatos en esta frontera, según el reporte de la Fiscalía. 

“Es importante que las autoridades en el estado de Chihuahua le den seguimiento al caso y los periodistas reciban el cuidado que necesiten”, urgió a su vez Jan Albert Hootsen, representante en México del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Una solicitud de información enviada al correo de National Geographic para contacto con la prensa no fue respondida.

Esta es la primera agresión armada contra representantes de medios de comunicación extranjeros en esta frontera.

El último caso de un ataque directo contra reporteros ocurrió el 16 de septiembre del 2010, cuando fue victimado el fotógrafo Luis Carlos Santiago Orozco y resultó herido su colega Carlos Sánchez Colunga, ambos trabajadores de El Diario.

Según los archivos periodísticos, los periodistas de NatGeo han sufrido amenazas durante sus coberturas en México, lo que ha motivado que salgan de las comunidades a las que acuden en busca de historias.

Los temas de narcotráfico y corrupción en el país han sido documentados por el canal extranjero, que se especializa en la naturaleza.

En el 2017 fotógrafos de esa cadena realizaron en esta frontera un Photo Camp en apoyo a adolescentes que buscaban contar diversas historias a través de la fotografía.