Albañil observa incendio de camión y hombres le disparan

La víctima fue sacada de un centro de salud para ir a una audiencia

Staff/
El Diario de Juárez
domingo, 01 diciembre 2019 | 06:00

Pedro H.R., iba pasando al momento que unos hombres incendiaron un camión el pasado 5 de noviembre en la colonia Nueva Galeana y al ver que él presenciaba el hecho le dispararon en varias ocasiones provocándole lesiones de gravedad en el estómago, el páncreas, y el rostro, así como la extirpación del riñón izquierdo. 

El afectado regresaba de trabajar en la obra, pasaban de las 8:00 de la noche y él iba caminando cuando desconocidos le prendieron fuego a un camión y al sentirse observados, optaron por dispararle.

“No nada más lo afectaron a él, también a la familia porque estuvo una semana en terapia intensiva por las dos balas que le entraron y dañaron órganos vitales, uno de los balazos fue en la cara abajo del ojo izquierdo y el otro impacto le afectó su estómago, le perforó el riñón izquierdo y se lo tuvieron que quitar, esa misma bala le dañó seriamente el páncreas, le lastimó dos arterias principales que van al páncreas”, contó la mamá de Pedro ayer al salir de una audiencia judicial a la que el herido fue llevado sin tomar en cuenta su estado de salud. 

El viernes pasado, agentes ministeriales ejecutaron una orden de aprehensión en contra de Pedro en un centro de salud y al momento que le iban a quitar los puntos de la cirugía que le fue practicada en el estómago. 

El arresto se ordenó porque él incumplió con presentarse a una audiencia, el pasado 19 de agosto, de revisión de acuerdo reparatorio 

Durante la diligencia realizada en la Octava Sala de la Ciudad Judicial, el juez Félix Aurelio Guerra Salazar reactivó el proceso penal correspondiente a la causa penal 1959/18 e instruido en contra de Pedro por el robo de dos televisores y herramienta, que se cometió en contra de la hermana del lesionado.

El juzgador también ordenó la inmediata libertad de Pedro en atención a su estado de salud y debido a que la reparación del daño al parecer ya fue pagada a la víctima. Antes de finalizar la diligencia, el juez le dijo al arrestado “tengo entendido que fue víctima de actos violentos”. 

Con dificultad Pedro pudo articular palabras para expresar que una bala le entró por debajo del ojo izquierdo y le salió atrás del cuello provocando inflamación y daño en la córnea del mismo lado y luego se levantó la playera gris que es parte del uniforme del Cereso 3 para mostrar la sutura de una herida de unos 10 centímetros que tiene a la mitad del abdomen. 

“Cuando yo pasé el transporte estaba parado, yo iba pasando y dispararon, quizá por miedo de que yo fuera testigo”, expuso Pedro con palabras entrecortadas debido a la lesión que tiene en el rostro.

“No dejaron que en el centro de salud le retiraran los puntos, el agente dijo que en el Cereso iba a recibir atención y no fue así”, expuso Juana Angélica R.P., quien precisó que su hijo estuvo internado del 5 al 29 de noviembre en el Hospital General a donde lo llevaron agentes de Seguridad Pública Municipal porque la ambulancia no acudió.

La mamá también indicó que no se ha iniciado una investigación por las lesiones que sufrió su hijo únicamente personal de la Fiscalía estuvo yendo al Hospital General para ver a las personas afectadas por la quema y disparos contra vehículos y la Fiscalía pagó el servicio médico que recibió Pedro en el Hospital General. 


Solicitan ayuda

Juana Angélica R.P., pidió la colaboración de la ciudadanía para comprar el medicamento “Ranibizumab” que requiere su hijo Pedro, de 21 años de edad, para no perder el ojo izquierdo. 

Las personas que deseen ayudar a la familia se pueden comunicar al teléfono 656 2505670.