Ahuyenta a inversionistas crisis en puentes

Cancelan citas de negocios por temor a quedarse atrapados en la frontera

Iris González
El Diario de Juárez
viernes, 05 abril 2019 | 06:00
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— La amenaza de un cierre de frontera y la lentitud en los cruces de Juárez a El Paso, ya ahuyentaron a los inversionistas.

David Hernández, vicepresidente del área de Transporte en la empresa Electrocomponentes, compartió que dos posibles clientes cancelaron las citas de negocios que tenían con las plantas de Juárez ante el temor de quedarse atrapados en esta frontera. 

Mientras que Pedro Chavira, presidente de Índex Juárez, indicó que ese escenario ya se repitió en más empresas en donde posibles nuevos clientes no han podido concretar sus citas de negocios aquí debido a la crisis en los puentes internacionales y amagos de Trump.

El directivo de Electrocomponentes dijo que tras esta noticia, dos potenciales clientes cancelaron las citas de negocios que tenían con las plantas de Juárez.

Los inversionistas vendrían de Estados Unidos, pero de acuerdo con Hernández optaron por cancelar la visita por el temor de quedarse atrapados en esta frontera.

La crisis que se vive en las líneas de carga de los puentes internacionales ha ocasionado para esta misma empresa pérdidas de 2 millones de dólares diarios en ventas al presentar un atraso en la entrega de los productos que se fabrican en las siete plantas de esta frontera y que después se mandan a Estados Unidos.

Chavira dijo que el principal motor económico de esta frontera está en riesgo con la crisis migratoria que presenta Juárez. El líder del sector industrial dijo que la crisis en los cruces internacionales y migratoria son unos fuertes inhibidores de inversión para la frontera.

“Si el problema se alarga y no encontramos una solución razonable en el corto plazo, sí se van a empezar a complicar las cosas”, declaró. Además, por no entregar a tiempo sus mercancías, las empresas se enfrentan a multas desde los 2 mil hasta los 35 mil dólares, aunque el problema más grave sería si se pierden contratos.

“No es fácil medir las afectaciones porque no tenemos acceso a la información, sin embrago es un riesgo y son las posibilidades de que se dé”, expresó.

Ante esta situación  cada empresa está tomando sus propias medidas para no verse afectadas con el retraso de embarques, como es optimizar los espacios en las cajas de los tractocamiones.


[email protected]