PUBLICIDAD

Juárez

Ahora ‘se cuelgan’ venezolanos de la luz

Toman energía eléctrica de un poste instalado a la mitad del campamento

Josué Serna / El Diario de Juárez

miércoles, 16 noviembre 2022 | 08:28

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Poste del cual se conectan ilegalmente a la electricidad

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Migrantes venezolanos que acampan en el bordo del río Bravo se “cuelgan” de la energía eléctrica con un diablito instalado en un poste instado a mitad del campamento.

Se trata de una instalación realizada hace cuatro días por un particular quien llegó con maquinaria, perforó el suelo y colocó dos postes de concreto, a uno de ellos realizó una “bajada” clandestina de la red general de energía que aún mantienen los migrantes.

PUBLICIDAD

La instalación es profesional, con cable aislado de grueso calibre, con tubería para circuitos eléctricos y con tomacorrientes, nada improvisado.

Además de poste a poste se colocó una enorme carpa que albergaba un comedor operado por una organización religiosa. 

Inicialmente, explicó un migrante, que el lugar era controlado por la iglesia cristiana que les permitía cargar principalmente sus teléfonos celulares.

En un video que lectores de El Diario hicieron llegar a la redacción, aparece la diputada Marisela Sáenz en este lugar y los migrantes le reclaman el porqué les quitaba esta toma de energía eléctrica.

Al ser entrevistada, la diputada explicó que ella apoya a esta iglesia y que efectivamente ellos instalaron la carpa así como la toma que es ilegal y por ello decidieron retirarla, además de que existe una petición de Protección Civil, ya que la instalación representa un riesgo.

“La iglesia evangélica tiene un comedor cristiano, y lo cerró Protección Civil, porque estaba pasándoles luz a los migrantes y cerró Protección Civil por seguridad de que fuera a haber una quemazón o una sobrecarga y como yo ahí aporto alimentos, arroz, frijol, me llamaron para decir que se iba a cerrar y pues no hay ningún problema, si así lo ve necesario la autoridad pues está en todo el derecho de cerrarlo porque sí realmente estaban colgados”, explicó la diputada.

Se apoderan del lugar

Sin embargo, los mismos migrantes se apoderaron del lugar, colocaron una carpa con mesas y lo utilizan para cargar los teléfonos celulares.

Un letrero improvisado en una cartulina indica que “Se carga teléfono hasta las 7:00 pm” y únicamente al 50 por ciento.

José Juan, uno de los migrantes que carga su aparato móvil en esta toma clandestina, dijo que anteriormente acudían a un lugar al cruzar la calle donde les cobran 20 pesos o un dólar por la carga.

Hasta el momento ninguna autoridad se ha posicionado sobre esto o ha tomado cartas en el asunto.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search