Juárez

Aguas negras inundan calles del Centro

Comerciantes soportan malos olores durante varios días

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

viernes, 09 julio 2021 | 06:00

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | El encharcamiento en Ramón Rayón y Membrila

Ciudad Juárez— Comerciantes instalados por las calles Mina, Membrila, Ramón Rayón, Velarde y otras más de la zona Centro de la ciudad tuvieron que soportar durante varios días los malos olores de las aguas residuales que estuvieron saliendo de una alcantarilla que se tapó con tierra por las lluvias recientes.

“No es nada agradable estar atendiendo a los clientes mientras percibes los malos olores que despiden las aguas negras que van por la calle, además de que en muchas ocasiones tenemos que pasar por ellas cuando cargamos la mercancía a los compradores”, dijo Manuel, encargado de un negocio de frutas situado por la calle Ramón Rayón y Membrila.

Dio a conocer que desde el pasado fin de semana empezó a salir agua de la alcantarilla que se encuentra en ese cruce, pero fue tal la cantidad de aguas residuales que brotaban de ese lugar, que de inmediato se inundó la Membrila y otras más hacia el norte y el este de ese sitio.

El agua que brotaba de esa alcantarilla anegó varias calles del Centro, entre ellas la Mina, la Rafael Velarde, la Corregidora, la Miguel Ahumada y otras más de la zona, al sur de la Plaza de Armas.

“Ya es insoportable el olor que tenemos que aguantar con esa fuga, además de que pasan los vehículos y salpican los negocios y muchos clientes no se animan a llegar al ver la calle inundada de lado a lado, así no les dan ganas de venir a comprar”, dijo doña Carmela, encargada de una tienda por la calle Mina.

“Nosotros tuvimos que movernos unos metros del lugar donde estábamos porque nos salpicaban los carros, pero el mal olor de las aguas negras nos llega igual, ojalá y limpien pronto la alcantarilla”, dijo Francisco, quien vende accesorios de electrónica en un carro de madera.

Comentó que ya tenían cinco días con este problema, y aunque algunos de los comerciantes ya habían hablado a la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) para reportar la situación, apenas ayer jueves acudió una cuadrilla de trabajadores de la dependencia para resolver el problema.

Los empleados de la JMAS que llegaron para atender el caso comentaron que por las lluvias de los días pasados, una gran cantidad de alcantarillas en distintos sectores de la ciudad, especialmente en la zona Centro, se taparon porque les entra arena y tierra que arrastra el agua de las partes altas.

“Eso es lo que ocurrió con ésta que se encuentra en la Ramón Rayón y Membrila; ya la revisamos, pero va a ser necesario destaparla con el equipo que se usa para la limpieza de la red de drenaje, ya que es mucha la tierra que tiene”, dijo uno de los trabajadores de dicha dependencia. 

close
search