Juárez

Caso de mando prófugo

Agentes con proceso abierto siguen en activo

El mando que cuenta con orden de aprehensión y se encuentra prófugo no ha sido dado de baja

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

martes, 06 julio 2021 | 06:00

Tomada de internet

Ciudad Juárez— Los dos agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) que fueron detenidos y vinculados a proceso pero que enfrentan su situación legal en libertad siguen trabajando de manera normal, dijo el titular de esa corporación, Raúl Ávila Ibarra.

De la misma manera, el mando que cuenta con orden de aprehensión y se encuentra prófugo de la justicia por presunta tortura y robo agravado, Aldo Iván Sáenz Tocoli, no ha sido dado de baja de la secretaría, detalló el funcionario.

Esta situación es considerada grave por expertos en derecho penal al considerar que disminuye la confianza de la ciudadanía en la corporación.

Alejandro R. T. y Luis O. M., elementos activos de la SSPM, fueron detenidos mediante una orden de aprehensión el 11 de junio, acusados del delito de encubrimiento por favorecimiento al no denunciar a Sáenz Tocoli por los hechos de los que se le acusan, cometidos en perjuicio de un matrimonio durante un cateo, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

Al ser presentados ante el juez de Control fueron dejados en libertad con la medida cautelar de presentarse a firmar y no acercarse a las víctimas en un lapso de un año. El 17 de junio fueron vinculados a proceso y se estableció que conservan la medida de acudir a firmar.

“No pueden darse de baja porque jurídicamente no procedería, los que fueron presentados, que se les ejecutó la orden de aprehensión, tienen el soporte para estar siguiendo el proceso; en cuanto al comandante Tocoli él tiene permiso para ausentarse de sus labores”, mencionó.

Dijo que cuando algún elemento se ausenta por cualquier situación, como permiso, incapacidad o vacaciones, el armamento queda en resguardo de la secretaría.

Tal es el caso del comandante Tocoli, anotó, quien cuenta con permiso laboral, mientras que con los otros dos elementos no existe impedimento para ausentarse al cumplir con acudir a firmar.

“No les puedes coartar el derecho a laborar porque lo tienen”, enfatizó el jefe policiaco.

Ayer el fiscal de Distrito en la Zona Norte, Jorge Nava López, dijo que se cuenta con datos de Inteligencia para cumplimentar la orden de aprehensión, y que la SSPM ha aportado la información que se le ha solicitado.

“Esperaremos el resultado de las investigaciones, somos muy respetuosos en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de todos los tiempos, de todo el proceso jurídico que se tiene que llevar a cabo y estaremos con el mejor de los ánimos participando con la Fiscalía en lo que seamos requeridos”, enfatizó Ávila.  

Debería la SSPM aplicar el criterio: abogado penalista

Para el abogado penalista José Luis Armendáriz, aunque jurídicamente a los agentes que siguen este proceso legal les asiste la presunción de inocencia mientras continúa la investigación, la SSPM debería aplicar el sentido común de darlos de baja al existir la pérdida de confianza.

Consideró que la agente del Ministerio Público que lleva el caso debió haber solicitado la medida cautelar contemplada en el artículo 155 fracción 10 del Código Nacional de Procedimientos Penales, en la que se establece que se podrá pedir la suspensión temporal en el ejercicio del cargo cuando se atribuye un delito cometido por servidores públicos.

“Esa hubiera sido la idónea para poder retirarlos del servicio público a los agentes; es cierto, les asiste la presunción de inocencia pero el secretario (Ávila) también debe tener un sentido común de que, si ellos están siendo relacionados con una omisión al no haber denunciado estos actos de tortura, no dejan de ser más que policías que tienen poca confiabilidad en el desempeño de sus funciones”, refirió.

En cuanto al comandante prófugo de la justicia, dijo que es necesario que el Municipio aclare qué tipo de permiso tiene y cuándo se le vence, pero en su momento la Comisión de Honor y Justicia debe realizar los tres casos para dar una certeza jurídica.

“Yo considero que es un poco grave que sigan trabajando los agentes porque si ellos están relacionados con una omisión, la ciudadanía qué confianza va a tener en esos agentes o en la propia secretaría”, enfatizó. 

mgonzalez@redaccion.diario.com.mx

close
search