Juárez

Acusado de agredir a agentes denuncia tortura

Le formularon cargos legales por el delito de homicidio en grado de tentativa

Cortesía

Staff
El Diario de Juárez

miércoles, 20 mayo 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— El hombre detenido como presunto responsable de un ataque perpetrado en contra de policías de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) la semana pasada, fue puesto a disposición de un Tribunal de Control y se le formularon cargos legales por el delito de homicidio en grado de tentativa.

El acusado Miguel L.M. rindió declaración ante el juez de Control, y dijo que fue arrestado en un lugar diverso al reportado por las autoridades y luego torturado para que aceptara que traía un arma de fuego, la cual –aseguró– le fue “sembrada”. Además, afirmó que es inocente. 

Al iniciar la audiencia en contra de Miguel, el agente del Ministerio Público (MP) a cargo del caso le dio a conocer al Tribunal un informe elaborado por agentes municipales, en el que se documentó que el pasado 14 de mayo a las 14:22 horas se activó un botón de pánico por parte de elementos de la Secretaría Estatal de Seguridad señalando que en las calles División del Norte y Gustavo Díaz Ordaz de la colonia Emiliano Zapata estaban siendo agredidos.

Cuatro minutos más tarde los municipales llegaron al lugar y un supervisor de Seguridad Pública Municipal se entrevistó con uno de los estatales lesionados, quien le narró que al estar realizando un patrullaje les habían disparado los ocupantes de tres vehículos Ford Econoline de color blanco, un Nissan Pathfinder y un Ford Fiesta de color plata con placas fronterizas y describió la ropa que vestía una de las personas que abordó el último automotor. Además, indicó que los responsables habían huido al sur sobre la calle Gustavo Díaz Ordaz.

El supervisor trató de entrevistar a otro de los estatales, pero no fue posible porque ya los habían trasladado al Hospital de la Familia. 

Minutos más tarde, al circular por el Periférico Camino Real con rumbo a la colonia Rancho Anapra y a la altura de la calle Navojoa, los municipales observaron un Ford Fiesta que era guiado a exceso de velocidad y se mantuvieron a distancia ante la posibilidad de que los ocupantes estuvieran armados, dijo el fiscal al Tribunal. 

El conductor del Fiesta sacó un gato hidráulico y empezó a simular que iba a quitar una llanta y varios hombres que lo acompañaban salieron corriendo. En ese momento, los municipales se acercaron y al parecer Miguel L.M. sacó un arma de fuego, se identificó y les dijo que le hicieran “un paro”, que le iba a hablar al jefe para que “arregle este pedo”.

De acuerdo con el reporte oficial, en el Fiesta también viajaban una mujer –Brenda Yaneli B.G. – y tres niños. Presuntamente ella ofreció dinero a los municipales para que no detuvieran a su pareja. Sin embargo, la femenina no fue consignada al juzgado. 

Por su parte Miguel L.M. declaró ante el juez que él y su familia iban a comprar carnitas cuando la Policía los detuvo sin “decir agua va” y afirmó que no portaba ningún arma de fuego. 

El Tribunal de Control declaró legal la detención y fijó la audiencia donde se resolverá si vincula o no a proceso al sospechoso; además, le impuso a Miguel dos años de prisión preventiva.

redaccion@redaccion.diario.com.mx