Juárez

Acusa Municipio a ejido por extorsión de 14 mdp

Piden ese monto para retirar amparos contra rehabilitación de pavimento en Riberas, denuncia

Araly Castañón
El Diario de Juárez

viernes, 30 julio 2021 | 09:17

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez | los trabajos en el fraccionamiento quedaron suspendidos

Los ejidatarios de Zaragoza están extorsionando al Municipio al exigir 14 millones de pesos para retirar dos amparos que interpusieron en contra de las obras de rehabilitación del pavimento en tres calles del fraccionamiento Riberas del Bravo, denunció ayer el alcalde Armando Cabada Alvídrez.

“De manera oportunista este ejido ha presentado esta solicitud atendiendo a los tiempos, como saben que estamos por terminar y es una obra muy importante para Riberas, al concederles la suspensión nos están presionando para que les paguemos 14 millones de pesos; eso aquí, en China y en cualquier lado se llama extorsión, nos están extorsionando a los juarenses”, declaró.

El primer acto reclamado es por la supuestamente ilegal construcción de obra sin mediar juicio o trámite expropiatorio para la construcción de la calle Rivera del Bravo, según argumentó Domingo Ríos Zambrano, apoderado del ejido Zaragoza ante un juzgado federal y quien asegura que la afectación a la propiedad privada es en poco más de dos hectáreas. 

El segundo amparo corresponde a la calle Rivera del Salado por una extensión de tres solares o 12 mil 187 metros cuadrados, y ante ello exige la restitución del predio al ejido.

El presidente municipal explicó ayer que se tiene destinada una inversión de 33 millones de pesos para la rehabilitación de las vialidades Rivera del Bravo, Rivera de Conchos y Rivera del Salado, que beneficiaría a más de 7 mil familias de esa colonia, sin embargo las obras fueron paralizadas por mandato judicial.

Estas calles estaban en muy malas condiciones, por lo que Obras Públicas levantó la carpeta asfáltica para hacer una reposición total del pavimento. Estas arterias ya formaban parte de los predios adquiridos por el entonces Instituto de la Vivienda de Chihuahua en el año 2000, cuando el Gobierno del Estado inició con la edificación del fraccionamiento.

Ahora, 20 años después, y a poco más de 40 días para la conclusión de la actual administración municipal, los ejidatarios recurrieron al amparo de la justicia federal para obligar a las autoridades municipales a pagar 14 millones de pesos.

Los ejidatarios reclaman que supuestamente esos 14 millones de pesos no se les pagó por sus tierras en la administración del entonces gobernador Patricio Martínez, en el 2004, explicó Cabada Alvídrez.

“Ahora vienen a reclamar en el 2021 una acción que se realizó en el 2004. Nosotros estamos rehabilitando vialidades ya construidas, que desde entonces no se les había dado mantenimiento”, aseguró el edil.

Dijo que el Municipio no cederá ante esto y ya se emprendió la defensa legal.

“Es ilegal, es sucio, y es un oportunismo descarado el que están planteando”, subrayó el presidente municipal.

La secretaria del comisariado del ejido Zaragoza, Johana Maldonado Luna, afirmó que cuentan con los títulos de propiedad de esas vialidades.

“Nosotros tenemos títulos de propiedad que acreditan la legal posesión de los predios, por lo tanto no es una extorsión”, expuso. 

Explicó que interpusieron el amparo contra las obras porque en su momento esas vialidades propiedad del ejido Zaragoza no fueron cubiertas por parte del Municipio.

“Lo que pasa es que el ejido Zaragoza tiene títulos de propiedad con los cuales acredita que es propietario de esas vialidades”, mencionó.

Dijo que se está realizando un acercamiento con el Municipio, y hasta el momento se están recabando todos los antecedentes para generar certeza y demostrar que “nosotros somos los dueños de esos terrenos”.

Acerca del motivo porque no se interpuso el amparo cuando se construyó el fraccionamiento, dijo que lo desconocía.

“Relativamente tengo poco como secretaria del ejido y como ejidataria a partir del 2018, entonces desconozco”, indicó.

Los ejidatarios primero interpusieron el amparo 482/2021 en el Juzgado Quinto de Distrito por los trabajos realizados sobre la calle Rivera del Salado, y posteriormente en el Noveno promovieron el 506/2021 en contra de la construcción de la calle Rivera del Bravo, que después ampliaron a Rivera de Conchos.

Los jueces recibieron los amparos y en lo que se resuelven los casos ordenaron al Municipio la suspensión de las obras desde hace 15 días, explicó el director jurídico del Municipio, Miguel Mendoza Escamilla.

Dijo que por las tres calles los ejidatarios están reclamando una afectación de tres hectáreas y media.

“Esto es incorrecto porque nosotros no estamos construyendo calles, nosotros estamos rehabilitando calles, rehabilitación es diferente a una construcción”, anotó.

Aseguró que las arterias están edificadas desde el 2004, y el fraccionamiento se autorizó en el 2000.

“Estamos haciendo un recarpeteo, se hace a base del ciclado del pavimento, pero sobre la misma calle que ya existe; yo aquí me atrevo a decir que es un oportunismo del ejido Zaragoza”, mencionó.

Indicó que la audiencia constitucional en el Juzgado Quinto se iba realizar este miércoles, pero se difirió y no hay fecha definida para reponerla.

Mientras que en el Noveno es para el 16 de agosto, y entonces se podrá resolver el amparo.

“Mientras tanto ese sector de la población está batallando para accesar con sus vehículos y de manera peatonal porque las obras están inconclusas”, mencionó Mendoza.

La inversión municipal en la rehabilitación de esas tres calles es de 33 millones de pesos, anotó.

“El ejido está aprovechando que por tratarse de naturaleza agraria les concedieron la suspensión, pero no existe nada que signifique ejido, todo es construcción de casa-habitación, comercios y unas calles que ya estaban trazadas”, reiteró. 

acastanon@redaccion.diario.com.mx

close
search