Juárez

Acusa Loera a diputado de alentar protestas

Bazán exigió al funcionario probar sus dichos

Pável Juárez
El Diario de Juárez

miércoles, 09 septiembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— El delegado federal en el estado, Juan Carlos Loera de la Rosa, acusó al presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Omar Bazán Flores, de alentar las manifestaciones contra la instalación de la Guardia Nacional en Ahumada.

“Se trata de una oposición férrea, al igual que en otros municipios por parte de los regidores del PRI bajo una indicación del diputado Omar Bazán de que no votaran a favor de la Guardia Nacional”, comentó antes de que habitantes del municipio interrumpieran el tráfico vial en la carretera panamericana la mañana de ayer.

Por su parte Bazán Flores exigió al funcionario a probar sus dichos y calificó como irresponsable su declaración.

“Yo retaría al representante del presidente a que demuestre lo que está señalando, yo mismo he sido impulsor de la Guardia Nacional. Es irresponsable su comentario, de una muy mala disposición y lo reto a que haga lo correspondiente”, dijo.

Loera de la Rosa aseguró que se trata solamente de una parte de la población la que se encuentra en contra de la Guardia Nacional en ese municipio.

“Es un asunto que viene desde Cabildo, no viene de la gente, eso no es cierto; la gente en Ahumada confía mucho en la cuarta transformación, entienden que es necesaria la intervención de la Guardia Nacional; se va a construir el cuartel, eso está firme, presionen otros grupos incluidos los políticos por parte de Bazán”, acusó el funcionario federal.

Residentes del municipio de Ahumada protestaron ayer por el retiro de una manta, instalada en una estructura metálica que colocaron desde el pasado sábado, en repudio a  la Guardia Nacional en esa zona. Los vecinos rechazaron la presencia permanente de los militares en este municipio por la mala experiencia que han tenido en ocasiones anteriores.

La manifestación provocó el cierre al tráfico vial en la carretera Panamericana, que dejó filas de automóviles de hasta cinco kilómetros.