Juárez

Acumulan basura y sillones viejos

Vecinos de la colonia Anáhuac piden a autoridades intervenir para evitar foco de infección

Carlos Sánchez / El Diario / Aseguran que han denunciado el caso a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Parte de los muebles inservibles que obstruyen el paso por la banqueta

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

lunes, 03 mayo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Habitantes de la calle Manuel Navarrete, en la colonia Anáhuac, temen que se origine un foco de infección en el sector, pues uno de los vecinos está acumulando basura frente a su casa, además de que colocó un par de sillones viejos en la banqueta, impidiendo el paso de las demás personas.

Afirmaron que la familia que vive en la casa marcada con el número 116 de la calle Manuel Navarrete tiene ya varias semanas usando la banqueta para acumular bolsas y cajas con basura, y aunque otros moradores del sector les piden dejar el paso libre para transitar, los ignoran y en algunos casos hasta los agreden verbalmente. 

Comentaron que han denunciado el hecho, pero sólo en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, no en otras dependencias como Servicios Públicos, pero lo han hecho porque los moradores de esa casa organizan reuniones en plena vía pública y no han logrado que respeten a los demás.

Pidieron que las autoridades correspondientes intervengan para que solucionen este problema, ya que además de tener que caminar por la calle cuando pasan por esa vivienda, deben soportar los olores de la basura que hay frente a la misma.

“Imagínese cómo nos va a ir ahora que ya empieza a hacer más calor, no acabaremos con las moscas y tendremos que soportar los malos olores por la basura acumulada frente a ese casa”, dijo uno de los quejosos.

Otro de los vecinos del sector dijo que además de acumular desperdicios, los que viven en la casa con el número 116 desde hace tiempo pusieron dos sillones en la banqueta, uno pegado a la pared y el otro casi al frente, pero bloqueando totalmente el paso; aunque los dos muebles se encuentran en malas condiciones, los usan para reunirse por las tardes y noches con otras personas para ingerir bebidas embriagantes.

El afectado señaló que quienes viven cerca tienen que soportar los malos olores de la basura, además del escándalo cuando se reúnen con otras gentes, pero se enojan si alguien les pide que hagan silencio.

“Pocos somos les que decimos algo, pero nada ganamos, quizá los demás les tienen miedo y mejor se resignan a soportar esta situación, por eso públicamente les pedimos a las autoridades que intervengan y hagan algo para solucionar el problema”, dijo quien prefirió omitir su nombre.

Sobre ello, personal de Servicios Públicos municipales dio a conocer que la Dirección de Limpia invita a denunciar al número de teléfono 737-0200 este tipo de situaciones, mismas que serán atendidas por el Departamento de Inspección.