Juárez

Abre UACJ centro de cómputo para clases en línea

Es para los estudiantes que no tienen acceso a internet

Carlos Sáchez/ El Diario de Juárez

Javier Olmos
El Diario de Juárez

lunes, 25 enero 2021 | 15:13

Ciudad Juárez.- Desde hoy, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez abrió a su comunidad estudiantil sus bibliotecas y centros de cómputo, a fin de apoyar a quienes están enfrentando complicaciones para llevar a cabo sus clases a distancia.

En el caso de los centros de cómputo, informó que abrirán sus puertas y ofrecerán servicios, previo registro a través del envío de correo electrónico, los que se ubican en el ICSA, IADA, IIT e ICB, de lunes a viernes en un horario de 9 a.m. a 7 p.m.

La institución informó que, lo anterior, por instrucciones del rector Juan Ignacio Camargo Nassar y con apoyo de la y los directores de cada instituto.

Guadalupe Gaytán Aguirre, directora del IADA, explicó que la intención es apoyar a estudiantes, tanto a los que no tienen equipo como a los que batallan con la conectividad en sus casas. 

Se abrirán aprovechando el cambio de color en el semáforo epidemiológico, y se ocuparán solo al 25 por ciento, el horario será el mismo en todos los institutos.

Sobre las bibliotecas, se informó que el horario es de lunes a viernes, de 09:00 a 17:00 horas para el préstamo externo y fotocopiado.

El fotocopiado consiste en la digitalización de materiales y recursos informativos, como artículos o publicaciones periódicas que son enviados a los usuarios, vía correo electrónico.

El servicio externo es por medio de cita, a través del correo electrónico institucional y debe incluir el número de referencia y catálogo del recurso informativo solicitado.

Al presentarse a cualquiera de las bibliotecas de la UACJ, el usuario deberá identificarse y registrarse en el sistema para hacerle entrega del o los materiales requeridos.

Finalmente, el solicitante deberá retirarse por una vía de circulación previa establecida para evitar el mayor tiempo posible dentro de las instalaciones y, así, exponer lo menos posible tanto a los prestadores de servicio, como al usuario.