Abogados, en la mira del crimen

En 14 días mataron a dos y secuestraron a otro

Staff
El Diario de Juárez
martes, 09 julio 2019 | 09:48
Staff/El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— En un período de 14 días fueron asesinados en esta ciudad dos abogados y otro más se encuentra desaparecido, de acuerdo con datos de la Fiscalía Zona Norte. 

En el primer caso la víctima fue Rogelio Martínez, esposo de la jueza de Control del Distrito Judicial Bravos Brisa Yadira Meraz Mendoza, a quien hombres armados mataron dentro de su domicilio en el fraccionamiento La Raza, el pasado 20 de junio.

El vocero de la Fiscalía Zona Norte, Alejandro Ruvalcaba, confirmó ayer la identidad del abogado Luis Alejandro Puentes González, quien murió en el estacionamiento de un centro comercial el pasado 3 de julio, luego de ser atacado a balazos.  

El gremio de abogados conoció la semana pasada de otro incidente en el que un tercer litigante fue secuestrado y sigue desaparecido.

El abogado supuestamente fue “levantado” el martes 2 de julio por un grupo armado que lo citó en un lugar determinado.

La Fiscalía mantuvo en reserva cualquier dato relacionado con este último evento, pero asociaciones de abogados aseguraron conocer del hecho.

Aunque se desconocen las circunstancias y el origen de la desa-parición del tercer abogado, “ya analizamos redactar una exigencia ante Fiscalía para que se aclaren estos casos”, aseguró uno de los líderes del gremio de litigantes.

Datos periodísticos apuntan a que el desaparecido –cuyo nombre se omite por la investigación– llevó la defensa de cuatro estudiantes, tres de ellos universitarios, que fueron detenidos por policías municipales el pasado 2 de octubre.

Los acusados, que quedaron en libertad al demostrarse tortura, fueron detenidos en el bulevar Manuel Gómez Morín por parte de los agentes Guillermo Herrera Carreón, José Ángel Reyes Bernal, Lucio González Cruz, Hermila de León Ramírez y Lorenzo Alfredo Montoya.

Respecto al abogado Luis Alejandro Puentes, asesinado la semana pasada en el estacionamiento del centro comercial ubicado en las avenidas Ejército Nacional y Tecnológico, la Fiscalía informó que hasta ayer no se había definido una línea de investigación y que se continuaba revisando el entorno de la víctima.

En el primer hecho, que cobró la vida de Rogelio Martínez, el fiscal Nava informó que existen algunas hipótesis dentro de la investigación que se deben fortalecer.

Aparentemente la víctima ejercía derecho mercantil, a diferencia de los otros dos penalistas. “Vamos a recoger muchos datos de la extracción de información de varias cámaras de seguridad en el sector, que nos ayudarán en la investigación”, dijo Nava.