Abandonan 72 hondureños el ‘sueño americano’

Suman más de 300 centroamericanos los que han buscado regresar a su país de origen

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
miércoles, 14 agosto 2019 | 06:00
Hérika Martínez / El Diario |

Ciudad Juárez— Más de 300 centroamericanos retornados de Estados Unidos a Ciudad Juárez bajo el programa Permanecer en México han decidido abandonar su “ sueño americano” para regresar a sus países de origen, con ayuda de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de Naciones Unidas.  

El último grupo, de 72 hondureños, salió ayer de la ciudad después de tener hasta un mes albergados, sin recursos para regresar a su país, informó Ivonne López de Lara, coordinadora del Centro de Derechos Humanos de la Casa del Migrante.

“Ya han salido 10 camiones y ya tenemos como 190 personas que están esperando para irse”, con apoyo de la OIM, cuyos camiones salen de Ciudad Juárez a la Ciudad de México, donde los migrantes descansan y luego continúan su viaje a Tapachula, Chiapas, para después continuar hasta Honduras.

Se trata de migrantes que en su gran mayoría cruzaron por el río Bravo o el desierto de Juárez a Estados Unidos para solicitar el asilo político, pero que fueron retornados a México para que esperaban aquí su proceso de asilo político, con su primera cita ante la Corte para principalmente para octubre, noviembre y diciembre, por lo que al creer que no lograrían su sueño y al no tener recursos para regresar por sus propios medios, pidieron el apoyo a Naciones Unidas.

Entre los hondureños que retornaron ayer se encontraba un padre con su hijo de cinco años, enfermo de asma, quienes tenían más de un mes en el albergue católico, con una cita ante la Corte de Estados Unidos, pero luego de que el menor se enfermó varias veces decidió renunciar a su proceso migratorio para regresar a su país.

“Su mamá está en Estados Unidos, está solicitando el asilo, pero ya se va a regresar porque el niño necesita cuidados”, narró López de Lara.

De la mano de sus padres, cubiertos de la cara con libros de pintar, sudaderas u osos de peluche abrazados a su rosto, decenas de niños más salieron ayer de la Casa del Migrante para subirse a los dos camiones foráneos en los que fueron transportados.

“Muchos ya estaban angustiados, querían regresar a su lugar de origen, sus expectativas eran otras, lamentablemente por dejarse guiar por otras personas, les comentaron algo que no era y ya vieron la realidad que se está viviendo en Ciudad Juárez. Lamentablemente tuvieron que palparlo para poder creerlo”, lamentó la activista.

Ayer la Casa del Migrante contaba ya con 420 migrantes, y salieron los 72 centroamericanos, pero ayer mismo ingresaron 40 personas más que acaban de ser retornados por EU.

Mientras las trabajadoras del albergue despedían con la mano a los migrantes que compartieron semanas con ellas, López de Lara se dijo contenta de que el albergue pudiera apoyarlos durante su estancia en la ciudad, así como de que OIM los apoyara en su retorno voluntario.