PUBLICIDAD

Juárez

A un mes de feminicidio no hay detenidos

El 2 de mayo Jessenia Johana fue localizada sin vida en su casa; su cuerpo presentaba golpes y estaba calcinado

Mayra Selene González / El Diario de Juárez

jueves, 02 junio 2022 | 22:54

Cortesía | Jessenia Johana

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Ayer se cumplió un mes del feminicidio de Jessenia Johana C. R., de 17 años de edad, sin que hasta el momento los responsables hayan sido detenidos, dijo su madre, Verónica Robles.

La mujer aseguró que desde ese momento se encuentra “muerta en vida”, sin poder asimilar que su hija pequeña ya no estará más a su lado y que le fue arrebatada la vida de una manera cruel.

PUBLICIDAD

Verónica asegura que tanto ella como sus vecinos denunciaban constantemente una tapia que se encuentra en la esquina frente a su vivienda, que siempre está llena de adictos, pero ninguna autoridad atendió el problema y considera que alguno de ellos pudo haber aprovechado el momento en el que Johana se quedó sola en casa para ingresar a atacarla.

La tarde del 2 de mayo, Joahana fue localizada sin vida en el interior de su domicilio, ubicado en las calles Francisco López de García y Custodio de la República de la colonia Manuel J. Clouthier. El cuerpo presentaba golpes y estaba calcinado en un 40 por ciento, según informó la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM). 

Verónica narró que ese día, Johana acompañó a su hermana mayor a llevar a su hija a la escuela y fueron a ver un catálogo de zapatos ya que Johana se iba a graduar del Cbtis; debido a que no encontró lo que buscaba, regresaron a la casa.

“Se bajó de la camioneta y entraron a la casa, ellas nada más se iban a alistar porque yo iba por ellas (su hermana vive en la casa de enseguida), nada más entró a bañarse y a cambiarse y yo la encontré así”, lamentó.

Dijo que tanto ella como sus vecinos acudieron después a la tapia que se encuentra en la esquina mencionada y notaron que desde ahí se observa perfectamente hacia su casa, por lo que cree que a su hija ya le tenían vigilada.

“Es una tapia, está bardeada, se meten y es un nido de malvivientes, lo que se conoce como ‘tecatos’, y no lo reportaron una, dos, tres, cuatro o cinco veces, infinidad de veces; nosotros mismos, como tiene una puertita chiquita y donde se puede poner un candado, nosotros como vecinos por nuestra seguridad poníamos candados para que ya no abrieran ahí, pero más tardamos nosotros en ponerlos que ellos en trozarlos y volverse a meter”, señaló.

Verónica aseguró que todas las veces que reportaron esa tapia a las autoridades fue desde antes de que su hija fuera asesinada y pedían que se investigara, que si tenía dueño se hiciera algo con el inmueble.

“Fuimos nosotros y nos paramos ahí y se ve el frente de mi casa, y ¿qué indica? Que a mi hija ya la tenían vigilada, la estaban cuidando y la Fiscalía se escuda con sus respuestas estúpidas buscando culpables donde no los hay”, mencionó.

La madre de Johana dijo tener temor de que la FEM, al no encontrar a los responsables, pueda crear culpables, ya que aseguró que los agentes amenazaron a uno de sus yernos de que si no encontraban a los responsables lo involucrarían a él, además de que a su otra hija le dijeron que seguramente los asesinos iban por ella y no por su hermana menor.

“A mi otra hija los agentes de la Fiscalía le dijeron que para qué se hacía pendeja, si iban por ella, no por su hermana, y que estaban esperando que fueran por ella y la mataran para dar carpetazo al caso… ellos sin saber nada le dijeron eso, que porque mi hija Johana era muy seria, era una niña de casa, que por ella no iban, dicen que porque mi otra hija conoce a los vagos de ahí y Johana no convivía con nadie”, señaló.

Verónica asegura que desde ese 2 de mayo, su vida y la de su familia cambió por completo ante el impacto y dolor por la pérdida de Johana. “Te lo resumo: ‘muerta en vida’, así, ahí te resumo todo”, expresó. 

Dijo que no ha recibido apoyo psicológico por parte de la Fiscalía debido a que le piden muchos requisitos burocráticos, como ir a registrarse al Centro de Atención a Víctimas, que se encuentra cerca del eje vial Juan Gabriel, y debido a que ella vive en el suroriente, ya no tiene vehículo y tuvo que regresar a su trabajo, no tiene el tiempo de ir.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search