Una tradición por necesidad

Más de 700 vendedores del mercado popular ofrecen todo tipo de artículos en fin de semana

Abril Salgado
El Diario de Juárez
domingo, 20 enero 2019 | 20:41

Ciudad Juárez— Trastes, ropa, zapatos, juguetes, electrodomésticos, herramienta, maquillaje, comida, neumáticos y más conforman 13 cuadras de comercios que todos los domingos son visitados por miles de personas que van en búsqueda de algún artículo especial a un buen precio.   

Son conocidas como “las segundas de Anapra” y por más de 20 años han formado parte de la historia del poniente de la ciudad y representan un ingreso económico para unos 700 vendedores que cada semana se esfuerzan por ofrecer distintos productos desde que amanece hasta que el reloj marca las 3:00 de la tarde. 

Sobre toda la avenida Rancho Anapra, los olores, formas y colores se hacen ver en tres hileras, una en cada extremo de la calle y otra en el camellón central, por las cuales el tránsito de personas es considerable.

“Es una forma de sobrevivir de la gente de aquí”, expresó Daniel Navarrete, líder organizador de este comercio en la zona, de la cual algunos vendedores han hecho el espacio suyo hasta por 18 años, mencionó.

“Hablamos de que esto está desde el 95 empezando muy corto, pero después se pavimentaron las calles, hace como unos 15 años y se hizo de diferentes lados porque antes sólo había puestos de dos lados”, narró. 

Al ser el sustento para muchos, explicó que su padre puso manos a la obra para que el mercado fuera constituido legalmente y con todos los permisos en la Dirección Comercio, Tránsito Municipal y Hacienda para garantizar su trabajo sin preocupación.

“Yo que sepa sí son muy famosas porque mucha gente que yo le he preguntado saben dónde está, han ido y alguna vez han comprado aquí, diría miles porque es bastante grande”, comentó. 

“Hay gente que vende buenas cosas y se esfuerza bastante y he visto que le va muy bien, le va mejor a veces que trabajar en una maquiladora y también hay personas que viven por aquí y sacan su tendedero de ropa para ayudarse porque viven en condiciones con muchas carencias y hay muchas personas de edad avanzada que buscan la forma de sobrevivir”, expuso Navarrete.

Además relató que este es un comercio en el que no sólo se ven beneficiados los vendedores, sino también los negocios aledaños a la venta en Anapra, y la derrama económica los domingos es muy significativa en comparación a cuando por distintas situaciones no se coloca.

Por una cuota de 20 pesos a la semana los comerciantes tienen un pequeño lugar en el que la constancia los ha hecho permanecer, y al final de la jornada se hace una limpieza general para dejar la zona aseada a los habitantes de ahí.   

“Esta es su forma de vivir, así es como van saliendo adelante y así muchos se ganan la vida”, dijo.

[email protected]