… y rutas cortan sus horarios

La ruta Universitaria está entre las que han reducido las horas de servicio

Javier Olmos/
El Diario
martes, 12 noviembre 2019 | 06:00
|

Debido a los ataques más recientes contra camiones de transporte público y de personal, las rutas que llegan a los sitios más extremos del suroriente, como Ciudad Universitaria, están dejando de dar recorridos a más tardar a las 7:00 de la tarde.

Lo mismo sucede en algunas otras líneas como el mismo Ecobús (antes Vivebús), que llega hasta la colonia Puerto de Palos, y está dando la misma ruta con menos frecuencia desde las 8:00 de la noche.

Algunas de las rutas que interrumpen los recorridos son la Universitaria, Unitec, 1A Exprés, Morelos y Vivebús, informó el secretario del Frente de Trabajadores al Volante (FTV), Juan Carlos Saldívar.

Al hacer un recuento de los daños, indicó que al menos 12 unidades fueron vandalizadas la semana pasada por miembros del crimen organizado que les prendieron fuego o las atacaron a balazos.

Ante las agresiones, Saldívar reprochó la poca acción de las autoridades para darles protección.

“Nos sentimos solos. Las autoridades no han dado resultados, tienen que cambiar de estrategias”, afirmó ayer.

La racha de violencia alcanzó el domingo a una usuaria de la ruta Poniente-Sur, la cual resultó muerta luego de una agresión contra el conductor de la unidad que circulaba por la avenida Tecnológico.

En este hecho la unidad quedó atravesada sobre la vialidad y casi estuvo a punto de subir al camellón central. Los balazos dejaron daños en la puerta de ascenso y descenso para pasajeros.

La interrupción del servicio desde temprana hora ya había sido reportada por la FTV desde septiembre pasado, cuando el exsecretario general Carlos Hernández dijo que estaban siendo víctimas constantes de asaltos.

En aquella ocasión los camiones que paraban recorridos desde temprano son los que llegan al Valle de Juárez, desde Riberas del Bravo. El director de Transporte del Gobierno del Estado en la Zona Norte, Luis Lugo Ordorica, dijo ayer que no tenían reporte o quejas de que el servicio se haya escaseado.

“Ninguna línea me ha avisado de recortes. Todo normal”, aseguró.

Agregó que la dependencia no tiene injerencia en resolver el tema de la violencia contra este sector. “La oficina no tiene capacidad para prevenir ni investigar este tipo de incidentes lamentables”, dijo.

Añadió que “no es muy viable mencionar o hacer una declaración en este tema para no entorpecer las investigaciones”, y afirmó que los ataques han afectado a gente inocente “pero no se pueden prever” desde su oficina.


[email protected]