‘Las balas venían de todos lados’: Caso Misiones

Narró que cuando se escucharon los balazos, había dos clientas al interior que corrieron a refugiarse a la bodega junto con los empleados

Iris González/
El Diario
domingo, 03 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez- Locatarios de Las Misiones dijeron tener miedo tras el asesinato de un hombre dentro de la plaza comercial la tarde del viernes, pues afirman que ni en su lugar de trabajo están ahora seguros. 

“Tanto que insistieron en poner plumas y cobrar estacionamiento para hacer la plaza más segura, pero ni eso impidió lo que pasó ayer (el viernes)”, expresó una empleada de la zapatería ubicada en la planta baja, justo frente donde ocurrió el crimen. 

Narró que cuando se escucharon los balazos, había dos clientas al interior que corrieron a refugiarse a la bodega junto con los empleados. 

Incluso una de ellas dejó olvidados sus zapatos y el cambio después de pagarlos, cuando peritos de la Fiscalía los sacaron para acordonar la escena del crimen. 

Agregaron que pasadas las cinco de la tarde se les permitió volver a los locales, aunque muchos de ellos solamente entraron a cerrar. 

Algunos volvieron a abrir y atender a los pocos clientes, entre ellos Fresa Magenta, Ópticas Devlyn, Sanborns, Sears, Wendy’s, Taco Inn, McDonald’s, Trevly y Cinépolis.

Los trabajadores afirmaron que los guardias de la plaza actuaron de inmediato para proteger a los clientes, aunque no pudieron hacer nada en contra de los asesinos, pues no están armados. 

Dijeron que los balazos se registraron a corta distancia contra la persona asesinada, además de que también desde el segundo piso había gatilleros disparando.

“Las balas venían de todos lados, lo que hicimos fue salir corriendo a la bodega para refugiarnos”, expresó una empleada de una tienda de cosméticos. 

 Además, reportaron también una baja de un 30 por ciento en la clientela ayer por la mañana.

Ante ello, esperaban que en el transcurso del día las ventas se repusieran, pues el viernes por la tarde y ayer por la mañana los pocos clientes que había eran del gimnasio y personas hospedadas en los hoteles que hay alrededor del mall. 

“Como ellos no son de aquí y no ven noticias, no saben lo que pasó ayer”, dijo la misma empleada.

Los locatarios desconocen también la manera en que los gatilleros salieron de la plaza por el estacionamiento.

“Se han de haber esperado a que pasara todo para salir como si nada junto con todos los clientes”, dijeron.

El Diario buscó a Artemio González, administrador de la plaza, para conocer su versión y postura de estos hechos, sin embargo, no hubo respuesta. (Iris González)


[email protected]