‘El 300’ protagonista de la guerra entre aztecas

René Gerardo Garza Santana es señalado como el generador de violencia en Juárez y responsable de ordenar ejecuciones de policías

Staff/
El Diario de Juárez
viernes, 08 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez- René Gerardo Garza Santana de 34 años, alias “El 300” y líder de “Los Aztecas”, destaca como protagonista de una sangrienta guerra entre pandillas que en 2018 cobró casi 700 vidas en esta ciudad y que lo convirtió en objetivo prioritario de la Fiscalía General del Estado.

La célula que comandaba opera presuntamente para “La Línea”, el brazo armado del Cártel de Juárez y su detención en noviembre del año pasado causó impacto a nivel nacional.

En ese momento, debido a su alta peligrosidad, el arresto de “El 300” fue comentado en Twitter por el entonces secretario de gobernación Alfonso Navarrete Prida, ya que se contaba entre los 11 cabecillas que disputaban el control del narcotráfico en Chihuahua.

Su última captura fue en Aldama y aunque el fiscal general César Augusto Peniche adjudicó el operativo a un grupo de élite del Ejército Mexicano y de la Policía Federal mediante órdenes de aprehensión solicitadas por la FGE, algunos medios publicaron que hubo coordinación con el FBI de Estados Unidos.

Se dijo también que “El 300” fue el generador de la violencia en Ciudad Juárez y además responsable de ordenar ejecuciones de elementos de las corporaciones policiacas.

Un año antes, el 15 de noviembre del 2017, había sido detenido por agentes federales  en la habitación de un hotel de la avenida Pérez Serna de esta ciudad en  posesión de 100 dosis de cocaína y con una pistola calibre .40 modelo JCP S&W, marca Hi-Point Firearms.

Pese a que la FGE lo identificó públicamente como líder de la agrupación delictiva “Los Aztecas”, sólo lo consignó ante el Ministerio Público Federal por delitos contra la salud y contra la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, de acuerdo con las causa penal 885/2017 del juzgado de Distrito.

El 19 de diciembre del mismo año “El 300” recobró su libertad con un pago de 5 mil pesos.

El 10 de enero del 2018, después de su liberación por un juez federal, el fiscal general del estado declaró que Garza Santana buscaba recuperar su liderazgo dentro de la pandilla “Los Aztecas” y la disputa que provocaba era uno de los motivos en el incremento de la delincuencia aquí.

El 29 de junio, en reunión de seguridad entre corporaciones, se acordó como objetivo prioritario la aprehensión de Garza Santana “por ser el más importante generador de violencia en esta ciudad”, según palabras del gobernador Javier Corral.

El mandatario dijo que “El 300” era una pieza importante en la estructura criminal y lo señaló como responsable de los ataques con policías muertos aquí y de un ministerial en Ahumada.

La FGE informó que una de las muertes que se atribuyen es la de Mariano Contreras Rivera, jefe de escoltas de la propia Fiscalía General del Estado. Además se le responsabilizó de otros ataques a ministeriales.

El titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Óscar Aparicio Avendaño, informó que “El 300” era líder de unas 250 personas dedicadas a la venta de droga, cobro de cuotas y sicariato.

Análisis de las autoridades locales señalan que el “salto” en la cifra de ejecuciones que ocurrió en mayo de 2018 se dio por el enfrentamiento entre dos facciones de “Los Aztecas”, una liderada por René Gerardo Garza Santana “El 300”, bautizada como “La Empresa”.

La contraparte, llamada “La Vieja Guardia”, era liderada por 4 personas: Eduardo Ravelo Rodríguez, “El Tablas”, detenido en Michoacán en junio pasado; Juan Arturo Padilla Juárez “El Genio”, asesinado el 2 de agosto en el penal de Aquiles Serdán; Felipe N, “El Roñas”, contra quien atentaron el pasado 4 de septiembre en un restaurante de Ciudad Juárez y Alfredo Martínez Mendoza “El Ferro” o “Fredy”.

A partir de mayo fue cuando se duplicó la cifra de homicidios ya que se cometieron 126, en junio crecieron hasta 178, la racha continuó en julio con 177 y 182 en agosto, dando un total de 663 hasta ese mes.

El 25 de junio pasado Ciudad Juárez amaneció con varias narcomantas. Fueron cuatro puntos de la ciudad y se encuadraron en el contexto de la guerra que arreciaba desde mayo por una ruptura en la pandilla “Los Aztecas”.

La división se dio tras el desconocimiento de uno de los líderes impuesto aquí por la organización llamada “La Línea”, brazo armado del Cártel de Juárez, según lo interpretaron fuentes de la Fiscalía General del Estado (FGE).

El mensaje de ‘La Empresa’ se daba en un momento crítico de la guerra de los grupos del crimen organizado. Algunas de las mantas estaban firmadas por René Gerardo Garza Santana “El 300”, jefe de ese grupo del narcotráfico.

El fiscal en la Zona Norte, Jorge Nava López, declaró al menos el 85 por ciento de los asesinatos cometidos entre mayo y agosto estuvieron relacionados con la pugna entre “Los Aztecas”.

En septiembre pasado reveló que personas detenidas por diferentes delitos comentaron que hubo una tregua entre los grupos al dirimir sus diferencias.

El arreglo pudo surgir a raíz del ataque cometido el 4 de septiembre en un restaurante de la avenida Paseo Triunfo de la República para intentar liquidar a “El Roñas”, quien quedó lesionado junto con dos de sus acompañantes, mientras que uno resultó muerto.

Al parecer, la tregua generó que el ritmo de homicidios bajara.

Una vez detenido en noviembre del año pasado Garza Santana fue recluido en el penal de máxima seguridad en Ocampo, Guanajuato, pero un juez de distrito ordenó su retorno a Juárez para quedar confinado en el Cefereso 9.

La orden de traslado fue firmada por el juez especializado en el Sistema Penal Acusatorio en el Centro de Justicia Penal Federal de Chihuahua, Octavio Pineda Toribio, el 22 de enero del 2019.

A las 11:30 horas de ayer, al filo del mediodía, “El 300” fue confinado al penal federal de esta ciudad en donde permanece bajo vigilancia extrema a la espera de la definición de su situación legal.


Perfil criminal

— Garza Santana es señalado de estar al mando de ‘La Empresa’, facción de los ‘Aztecas’ contraria a ‘La Vieja Guardia’, de la misma pandilla

— La división se dio tras el desconocimiento de uno de los líderes impuesto aquí por la organización llamada ‘La Línea’

— Era líder de unas 250 personas dedicadas a la venta de droga, cobro de cuotas y sicariato

— Entre los homicidios que le achacan, le atribuyen el de Mariano Contreras Rivera, jefe de escoltas de la propia Fiscalía General del Estado

— Una vez detenido en noviembre del año pasado Garza Santana fue recluido en el penal de máxima seguridad en Ocampo, Guanajuato

— El 22 de enero un juez de distrito ordenó su retorno a Juárez para quedar confinado en el Cefereso 9.


[email protected]