Juárez

‘Cultivan sueños’ en La Rodadora

Becan a menores para que puedan acceder al espacio y tengan encuentros con el arte

Abril Salgado
El Diario de Juárez
lunes, 11 marzo 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Para beneficiar a niños de sectores urbano marginados de la ciudad que carecen de las condiciones para salir a divertirse fuera de su colonia, el museo interactivo La Rodadora puso en marcha el programa “Cultivando Sueños”, que beca a los menores para que puedan conocer este espacio y tengan un encuentro recreativo con el arte, las ciencias y el conocimiento.  

A través del constante tocar de puertas con diversas asociaciones interesadas en la educación, desde su fundación en el 2013 y hasta la fecha casi 300 mil niños han visitado el museo con un patrocinio escolar, que busca subsanar esa necesidad a los estudiantes que no tienen acceso a espacios como este, informó Karen Álamo, directora del espacio.  

Laura Rodríguez, docente de la primaria Revolución Mexicana, explica que la semana pasada fue de las escuelas beneficiadas para asistir al museo, explicó que esta es una buena oportunidad para que los niños conozcan algo más allá de lo que viven y generen expectativas a futuro.

“La mayoría de nuestros alumnos no tienen la posibilidad de asistir a museos como este, incluso al cine, hay algunos que sí otros que no, el estatus económico de los niños es bajo”, comentó.

“Muchos de ellos terminan la secundaria y se casan o se van para pandillas, no sé, y realmente nosotros queremos abrirles el panorama, que vean que hay otras maneras de vivir mejores y es la intención de que vengan y conozcan este tipo de lugares”, dijo. 

Pablo David González Gutiérrez, de 11 años de edad y estudiante de sexto grado, expresó con emoción que por cinco ocasiones ha visitado el museo gracias al programa que patrocina a la escuela, y narró que si no fuera por esto, jamás habría conocido este espacio porque su familia no lo puede llevar a estos lugares.

“Lo que más me gustó fue la cama de clavos, ya cuando se metían lo sentí bien feo, como que están bien filosos y luego como el que está donde hay muchos animales, ahí y televisa también me encantó mucho”, expresó, y agregó “a otros niños les diría que vengan, vamos a invitarlo porque está bien chida”. 

Jaqueline Núñez Padilla, alumna de 11 años, también comentó que en tres ocasiones ha visitado el museo al recibir el apoyo de la escuela, pues de otra forma no lo habría conocido porque su situación familiar no se lo permite.   

“Sólo he venido por la escuela, a mi familia a veces le he contado como me va en el museo pero casi no salimos, yo no lo conocería si no es por la escuela, y yo jugué en los juegos que había, fui a televisa, a los toques, a la cama de clavos”, contó.

“Sin condición social, geográfica o económica, cualquier niño debería tener acceso al museo, la mayoría de los niños no tendrían forma de venir si no fuera por un patrocinio ¿por qué? Porque sus papás a lo mejor no tienen  recursos o no es algo en lo que podrían invertir”, explicó.

Aseguró que todos los días vienen, mínimo 500, 600 hasta mil niños diariamente en este programa de patrocinio escolar y puntualizó que algunas de las empresas que apoyan este programa son Fechac, Rosario Campos de Fernández, El Paso Community Foundation y Ayuda con tu Cambio de Smart, entre otras.


A favor del conocimiento

• Desde su fundación en el 2013 casi 300 mil niños han visitado el museo con un patrocinio escolar

• Busca subsanar esa necesidad a los estudiantes que no tienen acceso a espacios como este


[email protected]