‘Beneficia’ traslado de El 300 a Juárez, asegura fiscal Nava

Traen al Cefereso a Gerardo Garza Santana, uno de los líderes en guerra que dejó casi 700 muertos

Staff/
El Diario de Juárez
viernes, 08 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez- René Gerardo Garza Santana, “El 300”, presunto líder de “La Línea” o “La Empresa”, fue traído ayer por autoridades penitenciarias al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 9 Norte. En opinión del fiscal en la Zona Norte, Jorge Nava, su traslado beneficia a la Fiscalía.

El funcionario dijo que ahora se estará en posibilidad de formular las imputaciones que tiene en su contra el detenido por delitos del fuero común, las cuales consisten en dos órdenes de aprehensión, una por secuestro y otra más por homicidio, esta última ya ejecutada y que valdrá para iniciar los juicios penales.

Garza Santana fue uno de los protagonistas de la guerra de cuatro meses el año pasado en la que casi 700 personas fueron asesinadas por pugnas entre grupos del narcotráfico.


Descartan que ponga en riesgo la seguridad de la ciudad

A su llegada a Juárez ayer alrededor de las 11:30 horas, “El 300” fue custodiado por 30 patrullas mediante un operativo en el que participaron más de 60 policías federales del Centro de Investigación Nacional (Cisen), agentes estatales y del Sistema de Seguridad Penitenciaria, quienes lo recibieron en el aeropuerto Abraham González.

La orden de traslado, de acuerdo con el documento firmado por el juez especializado en el Sistema Penal Acusatorio en el Centro de Justicia Penal Federal en el estado de Chihuahua, Octavio Pineda Toribio, fue emitida el pasado 22 de enero.

Garza Santana estaba detenido desde noviembre pasado e internado en un penal de máxima seguridad en Ocampo, Guanajuato, pero un juez de Distrito ordenó su retorno a esta frontera para ser confinado en el Cefereso 9, ubicado sobre la carretera Panamericana.

El fiscal Zona Norte indicó que los procesos judiciales por parte del Estado estaban detenidos porque durante su estancia en la cárcel federal de Guanajuato hubo fallas técnicas para realizar videoaudiencias. 

“El 300’’ fue aprehendido por la Policía Federal el pasado 7 de noviembre en Aldama, Chihuahua. La noticia se dio a conocer a nivel nacional por la Comisión Nacional de Seguridad debido a su alta peligrosidad.

El fiscal Nava dijo ayer que el traslado a Ciudad Juárez de “El 300” no representa ningún riesgo por la seguridad que hay en el Cefereso 9. 

“Ahí han estado personas privadas de su libertad con mucho más rango de peligrosidad que él; no vemos riesgo de que se incremente la violencia o la inseguridad, puesto que el centro cumple con las medidas de seguridad para poder controlarlo”, comentó.

La Fiscalía lo señaló el año pasado como responsable de ataques armados contra policías ministeriales y de la Comisión Estatal de Seguridad (CES). Sin embargo solamente le han formalizado una orden de aprehensión por su presunta participación en el delito de homicidio, en perjuicio de tres hombres que fueron ejecutados en el bar “Tres Cantinas”, ubicado en la Plaza Cuquita de la Manuel Gómez Morín.

“Sí (se le relaciona) en la mayor parte de los ataques contra civiles en la estructura a la que él pertenecía, es la que se ha tornado violenta en contra de otros grupos criminales”, dijo Nava e insistió en que para la Fiscalía su traslado facilita el que enfrente los procesos en su contra.

Indicó que una vez lograda la audiencia de vinculación o no a proceso “estaremos en posibilidades de pronunciarnos respecto al internamiento que deba tener la persona privada de su libertad”.

Tras la llegada de “El 300” al Cefereso aumentó el número de efectivos para el resguardo del penal, de acuerdo con Mónico Loyda, comisario en jefe de la corporación.

Los acompañaba un pequeño grupo de militares quienes revisaban las identificaciones y vehículos que pretendían internarse al camino que conduce al Cefereso y se comentó que es una vigilancia similar –pero con menor número de efectivos policiacos– a la que se montó cuando estuvo recluido en el mismo penal Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Entre mayo y agosto de 2018 las calles de la ciudad fueron escenario de la disputa entre dos grupos que competían por la distribución al menudeo de drogas sintéticas, establecieron autoridades estatales.

El resultado de la pugna fue de 660 personas asesinadas. Ese lapso presentó los puntos más álgidos de homicidios a lo largo de 2018, indican estadísticas de la FGE.

La Fiscalía refiere que en ese período se enfrentaron los miembros del grupo denominado “Aztecas Vieja Escuela”, encabezado por Eduardo Ravelo “El Tablas” –quien fue capturado el pasado 26 de junio en Uruapan, Michoacán–, contra los de “La Empresa”, liderada por “El 300”.

“La Empresa”, a cuyos integrantes la autoridad les atribuye cientos de homicidios cometidos desde mayo pasado, prácticamente desapareció con la captura de su líder, consideró Nava López. (Staff / El Diario)


[email protected]