PUBLICIDAD

Internacional

Ve ONU riesgo en seguridad nuclear tras visitar planta ucraniana

Inspectores de OIEA que viajaron a la asediada instalación de Zaporizhzhia piden establecer una zona de protección de inmediato

The New York Times

martes, 06 septiembre 2022 | 10:57

The New York Times

PUBLICIDAD

Zaporizhzhia.- El bombardeo en una planta nuclear en Ucrania tiene a los monitores internacionales "gravemente preocupados" y se debe establecer una zona de protección de seguridad de inmediato, dijo la agencia de vigilancia nuclear de las Naciones Unidas en un informe este martes después de una visita a la asediada instalación de Zaporizhzhia.

Pero los expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijeron que la lucha no ha desencadenado una emergencia nuclear en la planta en el sur de Ucrania que se ha convertido en uno de los puntos críticos de la guerra desde que Rusia la invadió en febrero.

PUBLICIDAD

Monitores de la OIEA visitaron las instalaciones la semana pasada en medio de continuos bombardeos. En un informe sobre sus hallazgos, la agencia dijo que los bombardeos deberían "detenerse de inmediato" y que estaba preparada para iniciar consultas con ambas partes en el conflicto por la seguridad en la planta, que es la más grande de Europa.

Durante semanas, los combates en torno a la gran instalación, que fue tomada por las fuerzas rusas en marzo, pero que es operada por ingenieros ucranianos, ha generado temores de un accidente nuclear. Los tanques de almacenamiento de combustible nuclear seco sufrieron daños el mes pasado y, en los últimos días, ha habido un incendio y un corte de energía en la planta. El lunes, nuevos bombardeos provocaron un incendio que una vez más llevó a la desconexión de la planta de la red eléctrica nacional de Ucrania.

“Si bien el bombardeo en curso aún no ha desencadenado una emergencia nuclear, continúa representando una amenaza constante para la seguridad y la protección nucleares con un impacto potencial en las funciones críticas de seguridad que pueden tener consecuencias radiológicas de gran importancia para la seguridad”, dijo el informe. La central eléctrica, que se encuentra en la orilla oriental del río Dnipro, tiene una importancia estratégica como pieza fundamental de la infraestructura energética de Ucrania. Además, la región limita con un área donde las fuerzas ucranianas han montado una contraofensiva que tiene como objetivo recuperar el territorio perdido por Rusia al comienzo de la guerra. Ambos países han culpado al otro por el bombardeo alrededor de la planta, que hirió a un trabajador el mes pasado, según el informe.

El informe, que se publicó antes de una sesión informativa del director general de la agencia, Rafael Mariano Grossi, señaló que los trabajadores de la planta están operando en un entorno desafiante.

“La condición de que el personal operativo esté sujeto a un alto estrés y presión constantes mientras opera la central nuclear, no es sostenible y podría conducir a un mayor error humano con implicaciones en la seguridad nuclear”, dice el informe.

Después de la visita de los expertos a la planta la semana pasada, luego de intensas negociaciones con ambas partes para garantizar la seguridad, algunos inspectores permanecieron en el sitio, en parte para presenciar los eventos, pero también con la esperanza de que su presencia pudiera ayudar a mejorar la seguridad.

El lunes, un incendio provocado por los bombardeos obligó a los miembros del personal a cortar la última conexión de la planta a una línea de reserva que proporcionaba su única fuente de energía exterior. Eso puso a los sistemas de enfriamiento críticos en riesgo de depender únicamente de la energía de respaldo de emergencia, dijo el ministro de energía de Ucrania, Herman Galushchenko.

El reactor número 6, el único reactor en funcionamiento en la planta, todavía producía energía para la instalación misma. Hasta el lunes por la noche, los ingenieros no habían encendido los generadores diésel, según un funcionario de Energoatom, la empresa ucraniana responsable de operar la instalación.

Galushchenko dijo que era otro momento precario que se hizo más amenazador por el hecho de que los equipos de extinción de incendios no habían podido llegar al lugar del incendio.

“Cualquier reparación de las líneas ahora es imposible”, dijo. “Los ejércitos se están peleando alrededor de la estación”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search