Ve Johnson posible un acuerdo de Brexit para el 31 de octubre

El mandatario ha sido criticado en Gran Bretaña por no plantear planes nuevos que rompan el estancamiento

Associated Press
lunes, 09 septiembre 2019 | 08:28
Associated Press |

Londres.- El primer ministro británico, Boris Johnson, que afronta una férrea oposición en casa, dijo el lunes a su homólogo irlandés que puede alcanzarse un acuerdo para que Gran Bretaña abandone la Unión Europea el 31 de octubre.

En una conferencia de prensa conjunta en Dublín con el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, Johnson dijo creer que aún hay tiempo para llegar a un acuerdo y habilitar una salida suave de la UE en la fecha prevista.

El llamado "Brexit duro" supondría un "fallo del estatismo" y todas las partes implicadas tendrían que asumir su responsabilidad si ocurre, indicó Johnson.

El mandatario británico ha dicho que sacará a su país de la UE el 31 de octubre aunque no haya acuerdo, pero el Parlamento ha aprobado una ley que le obligaría a pedir un aplazamiento a la UE si no se cierran los términos del divorcio.

En Londres, el portavoz del gobierno James Slack confirmó que la actividad del Parlamento quedaría suspendida al terminar su jornada del lunes y hasta el 14 de octubre.

La suspensión limitaba la capacidad de la cámara para bloquear los planes de Brexit del primer ministro.

Durante su conferencia de prensa con Varadkar, Johnson no explicó cómo puede romperse el largo bloqueo de forma que satisfaga a los otros 27 estados de la UE y al Parlamento británico, donde su partido ya no tiene mayoría.

El mandatario ha sido criticado en Gran Bretaña por no plantear planes nuevos que rompan el estancamiento, y también Varadkar señaló que Londres no ha propuesto alternativas realistas a la polémica ``salvaguarda" acordada por la predecesora de Johnson, Theresa May.

La oposición a la salvaguarda fue un motivo clave por el que el Parlamento británico rechazó en tres ocasiones este año el acuerdo de Brexit que había alcanzado May con la UE.

El mecanismo pretende garantizar que no habrá una frontera tangible entre Irlanda, miembro de la UE, e Irlanda del Norte, que forma parte de Reino Unido.

Varadkar dijo que una salida sin acuerdo supondría graves problemas económicos para Irlanda después de tanto tiempo sin controles de frontera.

La UE no quiere otro aplazamiento, añadió, aunque está dispuesta a considerarlo si se solicita.

El mandatario irlandés dijo que hacen falta más negociaciones y que el acuerdo de paz del Viernes Santo, que establece que no se reimponga una frontera física en la isla de Irlanda, debe respetarse.

La reunión en Dublín era el primer encuentro entre los dos jefes de gobierno desde que Johnson asumió el cargo en julio.

Varadkar había dicho antes del encuentro que no esperaba avances inmediatos en la cuestión de la frontera.

La posición política de Johson se ha debilitado mucho en la última semana, con la pérdida de la mayoría parlamentaria de su Partido Conservador y la marcha de miembros clave del partido que se pusieron del lado de la oposición en votaciones clave.

El mandatario tenía previsto presionar más tarde el lunes al rebelde Parlamento británico para que apoye su plan de adelantar las elecciones, en las que confía en obtener una mayoría parlamentaria que apoye su estrategia. Los partidos de oposición han dicho que rechazarán su propuesta.

La oposición quiere asegurarse de que se impide el llamado ``Brexit duro" antes de convocar elecciones.

Johnson ha dicho que no pedirá un aplazamiento, a pesar de la nueva ley que le obliga a hacerlo. Su gobierno está estudiando el texto para buscar posibles lagunas que puedan permitir una impugnación.