PUBLICIDAD

Internacional

Ucrania desea que EU envíe armas más poderosas; Biden no está seguro de hacerlo

Zelensky busca lanzar una contraofensiva más amplia, tal vez a principios del próximo año

The New York Times

sábado, 17 septiembre 2022 | 21:15

The New York Times

PUBLICIDAD

Washington.— Emocionado por el éxito que han tenido en el noreste de Ucrania, el presidente Volodymyr Zelensky está presionando al presidente Biden para que le envíe una nueva y más poderosa arma: un sistema de misiles con un alcance de 190 millas, que podría llegar hasta el territorio ruso.

Zelensky ha insistido a los oficiales estadounidenses que no tiene la intención de bombardear ciudades rusas ni atacar a objetivos civiles, aun cuando las fuerzas del presidente Vladimir V. Putin han bombardeado cuadras de apartamentos, teatros y hospitales en Ucrania durante la guerra.

PUBLICIDAD

El arma, asegura Zelensky, es crucial para lanzar una contraofensiva más amplia, tal vez a principios del próximo año.

Biden se está resistiendo, en parte debido a que está convencido de que en los últimos siete meses, le ha dado exitosos indicios a Putin de que él no quiere tener una guerra más amplia con los rusos —él sólo desea que se salgan de Ucrania.

Un envío de misiles guiados de largo alcance, que también podrían darle a Ucrania nuevas opciones para atacar Crimea, el territorio que Rusia se anexó en el 2014, es probable que sea visto por Moscú como una mayor provocación, concluyó Biden.

“Estamos tratando de evitar la Tercera Guerra Mundial”, es lo que usualmente les recuerda Biden a sus asesores, haciendo eco de una declaración que también hizo públicamente.

Asesores de alto rango del presidente también dijeron que cuando Biden le preguntó al Pentágono en las últimas semanas qué misiles de largo alcance podrían ayudar a Ucrania durante la siguiente etapa de la guerra, le dijeron que los beneficios podrían ser mínimos.

Eso dio lugar a que concluyera que no valía la pena el riesgo.

El argumento sobre el Sistema de Misiles Tácticos del Ejército o ATACMS por sus siglas en inglés, ocurre en un momento crucial, cuando funcionarios de la Casa Blanca, el Departamento de Estado, Pentágono y agencias de inteligencia estadounidense parecen más preocupados de que Putin pueda escalar la guerra para compensar su humillante retiro.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search