Toma democracia labor colosal en India

El país asiático concluye sus comicios después de un proceso de 39 días y cerca de 900 millones de votantes elegibles

Reforma
domingo, 19 mayo 2019 | 07:14
Associated Press

Ciudad de México— En la India no sólo se celebran las elecciones más grandes del mundo, sino posiblemente las más complicadas.
El pasado 23 de abril, un puñado de funcionarios electorales atravesaron el Boque de Gir, al oeste del país, para llegar a una aldea remota donde instalaron una cabina de votación que sólo fue utilizada por un ermitaño, Mahant Bharatdas Darshandas.
"Hubo 100 por ciento de participación en esta casilla", bromeó ante las cámaras de la televisión local el hombre cuya historia es presumida por el Gobierno en cada elección parlamentaria.
Este 19 de mayo concluyen en la India los comicios de la mayor democracia del mundo: un proceso de 39 días con alrededor de 900 millones de votantes elegibles.
Además de la cantidad de pobladores, otro reto en la organización de los comicios es la gran diversidad que existe en el país, afirmó Ishita Banerjee-Dube, doctora en Historia por la Universidad de Calcuta y profesora investigadora del Colegio de México.
"Se trata de alcanzar e incorporar al proceso electoral a los residentes de los lugares más aislados, incomunicados y caóticos, a todos los habitantes de India que hablan más de 20 idiomas, y de garantizar la seguridad personal tanto de los votantes como de los votos y el personal encargado de supervisar el proceso", dijo a REFORMA.
"Como comenta S. Y. Quraishi, un excomisionado electoral de India, no sólo se trata de las elecciones más grandes del mundo, sino del proyecto más grande de gestión humana", agregó.
Para ello fueron desplegados 12 millones de funcionarios y alrededor de 700 unidades especiales para llegar a los lugares más recónditos.
El próximo 23 de mayo se anunciarán los resultados de la elección, tras cuatro días de recuento de votos emitidos digitalmente, para saber la conformación de los 545 miembros del Parlamento, o Lok Sabha.
Según un promedio de encuestas difundido por Reuters a inicios de abril, se perfila un nuevo mandato de cinco años de Narendra Modi, líder del derechista Partido del Pueblo de India (BJP, por sus siglas en hindi), mientras la principal fuerza opositora estaría comandada por Rahul Gandhi, del Partido Nacional del Congreso.
Además de los enormes retos a nivel logístico, coinciden expertos, estas elecciones también fueron cruciales por la presencia de noticias falsas en redes sociales, un notable clima de polarización y el deterioro de la popularidad del actual Gobierno.
"Un acontecimiento importante durante los últimos cinco años ha sido la pérdida de confiabilidad de las instituciones. Esto es motivo de gran preocupación", afirmó en entrevista el historiador K. N. Panikkar, quien señaló que algunos sectores ya han presentado quejas ante la Comisión Electoral del país.
"Sin embargo, se espera que el proceso electoral sea libre y justo".

Preocupa auge nacionalista
Bajo el mandato del primer ministro Narendra Modi, en India ha crecido el ambiente de intolerancia en nombre del nacionalismo, aseguró la académica Ishita Banerjee.
Aunque Modi fue elegido en 2014 bajo la apariencia de ser un líder popular, apunta, su credibilidad ha sufrido ante la incapacidad de mejorar las condiciones de vida en el país.
"El Gobierno actual ha mantenido vivo el tema de la seguridad nacional y el nacionalismo con la finalidad de generar un tipo de 'patriotismo' intolerante y limitante para distraer la atención del incumplimiento de sus promesas", aseguró Banerjee.
"Los asaltos a las instituciones que incluyen las de educación superior y a otros procesos constitucionales, los ataques a los dalits (clase oprimida) y miembros de otras comunidades minoritarias durante los últimos 5 años han generado un sentimiento de amenaza y desconfianza", apuntó.