Internacional

Tirador de Tailandia cumple 10 horas atrincherado con rehenes

Las autoridades informaron que 20 personas han sido asesinadas y otras 31 lesionadas

Associated Press

Reforma

sábado, 08 febrero 2020 | 15:03

Ciudad de México— El tiroteo en la ciudad de Nakhon Ratchasima, Tailandia, en que un militar disparó y mató a al menos a 20 personas y se atrincheró con rehenes en centro comercial, cumplió 10 horas desde que el sujeto comenzó el ataque.

De acuerdo con el diario Bangkok Post, el sospechoso identificado como como el sargento Jakrapanth Thomma, por el Ministerio de Defensa, comenzó a disparar en un centro comercial alrededor de las 18:00 horas locales.

Sin embargo, Thomma inició su ataque en una base militar horas antes, alrededor de las 15:30 horas, cuando asesinó a un superior y a un compañero.

Las fuerzas de seguridad bloquearon la calle que conduce al centro comercial Terminal 21 en la ciudad de Nakhon Ratchasima.

En el sitio, se podía ver a grupos de soldados y policías dirigiéndose al lugar mientras los rescatistas esperaban cerca.

Anteriormente, las fuerzas de seguridad habían irrumpido en el centro comercial y ayudado a escapar a cientos de personas, pero el atacante aún estaba en el interior, dijo a Reuters el portavoz del Ministerio de Defensa, Kongcheep Tantrawanit.

El soldado abrió fuego en varios lugares, incluida una casa y una base militar, antes de dirigirse al centro comercial en Nakhon Ratchasima, que está situado a unos 250 kilómetros de la capital Bangkok, dijo la Policía.

Medios locales mostraron imágenes del soldado saliendo de un automóvil frente al centro comercial y realizando una serie de disparos, mientras las personas a su alrededor huían en busca de zonas seguras.

"No sabemos por qué hace esto. Parece que se volvió loco", dijo Kongcheep.

Un video de un espectador mostraba a un hombre desplomado al volante de un automóvil en medio de un charco de sangre. No estaba claro si estaba entre los muertos.

Otro video mostraba al menos a cuatro personas que claramente habían recibido disparos y que parecían inmóviles.

Imágenes de televisión de la cadena CCTV desde el interior del centro comercial -publicadas en las redes sociales- mostraban a un atacante ataviado de negro y con una máscara, con su arma colgada sobre su hombro sin señales de otras personas alrededor.

Kongcheep dijo que al menos 20 personas habían muerto y que no estaba claro si el hombre armado había tomado rehenes en el centro comercial, aunque las primeras versiones señalaron a al menos 10 personas.

"No se sabe cuántos todavía hay adentro", explicó.

La Policía identificó al sospechoso como Jakrapanth Thomma. Durante el ataque, subió una frase en su perfil de Facebook que decía: "La muerte es inevitable para todos" y luego se preguntaba: "¿Debería rendirme?".

Los tiroteos a gran escala son poco frecuentes en la nación del Sudeste Asiático, a excepción de los incidentes de seguridad en el extremo sur de Tailandia, donde persiste hace décadas una campaña de insurgencia.