PUBLICIDAD

Internacional

Tiene Ucrania nueva forma de enviar sus cereales al mundo

Permite al país allegar trigo, maíz, cebada, aceite de semilla de girasol y otros productos a algunas partes de África, Oriente Medio y Asia

Associated Press

martes, 28 noviembre 2023 | 10:23

Associated Press | Permite al país allegar trigo, maíz, cebada, aceite de semilla de girasol y otros productos a algunas partes de África, Oriente Medio y Asia

PUBLICIDAD

KIEV, Ucrania — El grano resuena al caer en los vagones y los camiones recorren una instalación de almacenamiento en el centro de Ucrania, un lugar al que cada vez más compañías recurrieron mientras atravesaban problemas para hacer llegar sus alimentos a personas en condiciones de hambruna en distintos países del mundo.

Ahora se descarga cada vez más cereal de los saturados silos y se envía a los puertos en el Mar Negro, desde donde atraviesa un nuevo corredor naval establecido después de que Rusia se retiró de un acuerdo negociado por las Naciones Unidas que permitía el flujo seguro de alimentos procedentes de Ucrania durante la guerra.

“Fue difícil, pero seguimos trabajando... buscamos la forma de aceptar cada tonelada de producto que necesitaban nuestros socios”, dijo el director general de la instalación, Roman Andreikiv, sobre el fin del acuerdo de cereales en julio pasado. El nuevo corredor ucraniano, el cual cuenta con la protección de las fuerzas armadas, ahora le ha permitido “liberar espacio de almacenamiento e incrementar la actividad”.

Cada vez más barcos se dirigen hacia los puertos ucranianos en el Mar Negro y parten cargados de cereales, metales y demás mercancías a pesar del riesgo de ser atacados o toparse con minas flotantes. Esto le ha dado impulso a la economía de Ucrania, que depende de la agricultura, y ha devuelto una fuente crucial de trigo, maíz, cebada, aceite de semilla de girasol y otros productos alimenticios de bajo costo a algunas partes de África, Oriente Medio y Asia, donde los precios a nivel local han ido en aumento, al igual que la inseguridad alimentaria.

“Estamos viendo una renovada confianza entre los operadores comerciales dispuestos a aceptar los cargamentos de cereales ucranianos”, dijo Munro Anderson, director de operaciones en Vessel Protect, una empresa que evalúa los riesgos en altamar a consecuencia de guerras y proporciona seguros con el respaldo de Lloyd's, cuyos miembros conforman el mayor mercado de aseguradoras a nivel mundial.

Ihor Osmachko, director general de Agroprosperis Group, uno de los productores y exportadores agrícolas más grandes de Ucrania, dice que se siente “más optimista que hace dos meses”.

“En ese momento, se desconocía por completo cómo sobrevivir”, comentó.

Desde que el primer buque de la compañía partió a mediados de septiembre, la empresa dice que ha enviado más de 300.000 toneladas de cereales a Egipto, España, China, Bangladesh, Holanda, Túnez y Turquía.

Después de ponerle fin al acuerdo negociado por la ONU y Turquía, Rusia ha atacado los puertos ucranianos en el Mar Negro, y su infraestructura agrícola, destruyendo suficiente comida para alimentar a más de un millón de personas durante un año, según el gobierno británico.

El riesgo para las embarcaciones es el principal obstáculo del nuevo corredor naval. Rusia, cuyos funcionarios no han comentado sobre la nueva vía marítima, advirtió a mediados de año que se asumiría que todos los barcos que se dirigieran a los puertos ucranianos en el Mar Negro llevaban armas.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy dijo que los aliados han accedido a proveer buques para ayudar a su país a proteger a las embarcaciones comerciales en el Mar Negro, pero que se necesitaban más sistemas antiaéreos.

“Hacen falta defensas aéreas”, dijo el sábado a los reporteros durante una cumbre internacional de seguridad alimentaria en Kiev. “Pero lo importante es que contamos con acuerdos, tenemos una señal positiva y el corredor está en operaciones”.

A pesar de que un ataque con misiles contra el puerto de Odesa impactó un buque comercial de bandera liberiana este mes, no pasó mucho tiempo para que aseguradoras, agentes y bancos se aliaran con el gobierno de Ucrania para anunciar una cobertura asequible para los cargamentos de cereales en el Mar Negro, dejando más tranquilas a las compañías navales.

A pesar de este tipo de ataques, Ucrania ha exportado más de 5,6 millones de toneladas de cereales y otros productos a través del nuevo corredor, tuiteó el viernes la embajadora de Estados Unidos en Ucrania, Bridget Brink. Antes de la guerra, la cantidad era de más del doble al mes, según el viceministro de Economía ucraniano, Taras Kachka.

“La manera en que transportan mercancías en este momentos, sin duda es mucho más costosa y consume mucho más tiempo”, dijo Kelly Goughary, analista de investigación en Gro Intelligence, una empresa de análisis y datos agrícolas.

“Pero están sacando su producto por la puerta, lo cual es mejor de lo que creo que muchos anticipaban luego de que la iniciativa de cereales llegó a su fin”, señaló.

Los granjeros también se enfrentan a precios más bajos por sus cereales, lo que hace que el envío de camiones al puerto de Odesa, frecuentemente atacado, no valga la pena para una compañía agrícola ubicada cerca del frente de batalla.

En su lugar, Slayhorod, que siembra cerca de la frontera con Rusia en la provincia de Sumy —en la que a diario se registran ataques—, ha elegido guardar sus guisantes, trigo, soya, semilla de girasol y maíz en almacenes.

Hay riesgo en mantener operando la granja de 3.500 hectáreas (8.650 acres) incluso a bajo nivel: letreros advertían de minas explosivas cerca de donde los trabajadores recolectaban maíz en un campo a 3 kilómetros (casi 2 millas) de Rusia.

Pero “¿quién, si no es que nosotros? Es la única industria que le trae algo de ingresos al país”, dijo el agrónomo en jefe de Slavhorod, Oleksander Kubrakov, que sobrevivió luego de que le estalló una mina mientras conducía el año pasado.

Pero cada vez es más difícil mantener el ánimo en alto.

“Este año hay menos entusiasmo porque los precios de los granos están bajos, el producto permanece cerca de la frontera y en cualquier momento” podría ser destruido, señaló. “Es un gran riesgo”.

Desde que la guerra comenzó, Ucrania ha pasado apuros para enviar suministros de alimentos a países que los necesitan. Incluso durante un acuerdo orquestado por las Naciones Unidas que duró un año, a través del cual Ucrania envió casi 33 millones de toneladas de alimentos, Rusia fue acusada de ralentizar las inspecciones de buques que se requería fuesen efectuadas por todas las partes.

“Ese corredor funcionó de una forma impredecible para nosotros”, dijo Mykola Horbachov, presidente de la Asociación Ucraniana de Granos.

Ahora las fuerzas armadas ucranianas deciden cuándo es seguro hacerse a la mar.

“Esto podría conllevar costos adicionales, pero sigue siendo más predecible de lo que era antes”, declaró Horbachov.

Osmachko del Agroprosperis Group coincide. Antes de la invasión, la exportadora pagaba 50 dólares la tonelada para enviar granos a través del Mar Negro. Las alternativas desde que comenzó la guerra —incluidas las rutas por ríos a través de Europa— le cuestan a la compañía casi el triple, señaló Osmachko. En el nuevo corredor de Ucrania, la compañía paga entre 70 y 80 dólares por tonelada.

“Es más eficiente, más rentable”, manifestó.

Además, el corredor de transporte marítimo de Ucrania permite que los navíos viajen por áreas menos peligrosas en comparación con el acuerdo de granos y eviten esas inspecciones frecuentemente demoradas, dijo Anderson de Vessel Protect.

Agroprosperis Group ya no necesita pagar para que los barcos aguarden. Las demoras en las inspecciones le generaron pérdidas a la compañía por 30 millones de dólares durante el acuerdo de granos de un año, señaló Osmachko.

Aunque esas demoras son cosa del pasado, aún hay “riesgo militar, riesgo de seguridad, riesgo de guerra. Y no todas las aseguradoras están listas para asumir este riesgo”, añadió.

Para mitigar ese obstáculo, este mes se lanzó un programa de seguros con el fin de proporcionar cobertura asequible a los transportistas que llevan alimentos desde los puertos de Ucrania en el Mar Negro. La asociación entre el corredor de seguros Marsh McLennan, Lloyd's, dos bancos estatales ucranianos y el gobierno ofrece hasta 50 millones de dólares por cada uno de dos tipos de cobertura que protege contra daños y otras pérdidas.

En otro estímulo, el sábado fue extendido un programa humanitario que dona granos ucranianos a naciones que enfrentan escasez de alimentos, con respaldo de países de todo el mundo. A continuación llevará granos suficientes para ayudar a casi 400.000 personas en Nigeria, señaló Zelenskyy.

El objetivo para el nuevo corredor de transporte es exportar al menos 6 millones de toneladas de granos al mes, dijo Mykola Solskyi, ministro de Agricultura ucraniano. Tiene mucho trabajo por hacer: Ucrania exportó 4,3 millones de toneladas de granos en octubre a través de todas las rutas, indicó el ministerio.

“Mantenemos un optimismo cauteloso, con base en el hecho de que hemos estado luchando antes y seguiremos luchando más”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search