PUBLICIDAD

Internacional

Temen gobiernos de Europa disturbios sociales por inflación y crisis energética

Durante el fin de semana estallaron protestas en República Checa contra la OTAN y la Unión Europea, mientras que en Alemania ya se organizan manifestaciones

The New York Times

lunes, 05 septiembre 2022 | 12:46

The New York Times

PUBLICIDAD

Berlín.- Los gobiernos de toda Europa se movilizaron este fin de semana para introducir medidas destinadas a abordar los crecientes costos de la energía y la inflación, en medio de la creciente preocupación de que el aumento de los precios impulsado por la guerra en Ucrania podría avivar el malestar social.

Alemania, Suecia y la República Checa estuvieron entre los países que anunciaron planes este domingo para aliviar la carga de una crisis energética causada en gran parte por la invasión de Rusia y la decisión de los gobiernos occidentales de castigar a Moscú en respuesta.

PUBLICIDAD

El gobierno alemán dio a conocer un paquete de ayuda de 65 mil millones de dólares, mientras que el gobierno de Suecia dijo que ofrecería alrededor de 23 mil millones de dólares en garantías de liquidez para ayudar a las empresas de energía a comprar suministros hasta marzo. Sin ese apoyo, dijo el domingo el ministro de Finanzas, Mikael Damberg, algunos proveedores de electricidad corren el riesgo de entrar en "quiebra técnica".

El gobierno checo anunció planes para crear una entidad administrada por el gobierno para comprar suministros de energía para escuelas, hospitales y otras instituciones del sector público, aunque no dijo cuándo comenzarían dichas compras. El anuncio se produjo solo dos días después de que el gobierno checo sobreviviera a un voto de censura instigado por la oposición por no haber logrado frenar el aumento de los precios de la energía.

Un día antes, el sábado, los manifestantes salieron a las calles de Praga, la capital checa, para pedir una acción gubernamental más fuerte sobre los precios de la energía. Decenas de miles de manifestantes, encabezados por facciones políticas marginales y de extrema derecha, también criticaron la membresía del gobierno en la OTAN y la Unión Europea.

Las protestas subrayaron la creciente preocupación entre los líderes europeos de que la crisis energética y la inflación galopante podrían desencadenar una inestabilidad política más amplia.

En Alemania, la democracia más grande de Europa, los grupos de izquierda y de extrema derecha han anunciado planes para comenzar manifestaciones semanales. Los sindicatos también han amenazado con organizar protestas, pero no estaba claro si esos planes continuarían después de que el gobierno revelara el domingo un paquete de ayuda económica de 65 mil millones de dólares.

Francia también se está embarcando en su mayor esfuerzo de conservación de energía desde la crisis del petróleo de la década de 1970. El gobierno del presidente Emmanuel Macron está pidiendo a los ciudadanos que se preparen para una nueva era de “sobriedad” energética en caso de un invierno frío, pero también ha insistido en que el gobierno ayudaría a amortiguar el golpe. Francia ha gastado hasta ahora 26 mil millones de dólares para mantener las facturas de energía asequibles.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search