Internacional

Te estás acostumbrando a los cubrebocas ¿Usarías una careta?

Los protectores de plástico pueden ser más fáciles de usar, desinfectar y reutilizar que las telas quirúrgicos, pero no sustituyen el uso de mascarillas

The New York Times

The New York Times

lunes, 25 mayo 2020 | 11:32

Nueva York.- Los protectores de plástico transparente pueden ser más fáciles de usar, desinfectar y reutilizar que las telas o los revestimientos faciales quirúrgicos, aunque no reemplazan por completo la necesidad de los cubrebocas.

El debate sobre si los estadounidenses deben usar máscaras para controlar la transmisión del coronavirus se ha resuelto. Los gobiernos y las empresas ahora los requieren o al menos los recomiendan en muchos entornos públicos. Pero a medida que se abren partes del país, algunos médicos quieren que se considere otra capa de equipo de protección personal en la vida diaria: protectores faciales de plástico transparente.

"Me pongo una careta cada vez que entro en una tienda u otro edificio", dijo el doctor Eli Perencevich. "A veces también uso una máscara de tela si así lo exige la política de la tienda".

El doctor Perencevich es médico especialista en enfermedades infecciosas en la Universidad de Iowa. En un artículo de opinión publicado el mes pasado en JAMA, él y dos colegas argumentaron que los protectores faciales simples y de plástico transparente podrían ayudar a reducir la transmisión de infecciones cuando se agregan a las medidas de salud pública, como el aumento de las pruebas, el rastreo de contactos, el distanciamiento social y la higiene de las manos.

La idea no es solo un experimento mental. En Singapur, los estudiantes de preescolar y sus maestros recibirán protectores faciales cuando regresen a la escuela el próximo mes. Los expertos locales en salud recomendaron que los maestros en Filadelfia usen estos protectores cuando las escuelas vuelvan a abrir, y un sindicato de maestros en Palo Alto, California, también los solicitó.

Pero puede ser difícil imaginar que los estadounidenses estén dispuestos a ponerse otra forma de equipo de protección. El presidente Trump y el vicepresidente Mike Pence han eludido el uso de máscaras en entornos que parecen requerirlos, y los requisitos simples de cobertura facial han provocado conflictos en las tiendas de comestibles y restaurantes.

Los protectores faciales han sido equipos necesarios para muchos procedimientos en hospitales. Los médicos y las enfermeras los usan cuando se intuban pacientes con Covid-19 y durante cirugías que pueden hacer que salgan fragmentos de sangre y huesos.

El doctor Perencevich cree que los protectores faciales deberían ser el equipo de protección personal preferido de todos por la misma razón por la que los trabajadores de la salud los usan. Protegen toda la cara, incluidos los ojos, y evitan que las personas se toquen la cara o se expongan inadvertidamente al coronavirus.