Internacional

Supera India los 200 mil muertos; 3 mil en un día

La ola de contagios arrasa tanto en las ciudades densamente pobladas como a las zonas rurales y abruma a un sistema sanitario al borde del colapso

Associated Press / Los viajeros se registran con los trabajadores de la salud antes de hacerse la prueba de COVID-19 fuera de una estación de tren en Bangalore, India

Associated Press

jueves, 29 abril 2021 | 06:00

Nueva Delhi— India superó el miércoles la sombría barrera de los 200 mil fallecidos por coronavirus en medio de una devastadora ola de contagios que arrasa tanto en las ciudades densamente pobladas como a las zonas rurales y abruma a un sistema sanitario al borde del colapso.

El Ministerio de Salud reportó que en las últimas 24 horas se registraron 3 mil 293 decesos, lo que eleva el total de víctimas mortales en India a 201 mil 187.

Las autoridades confirmaron además 362 mil 757 nuevas infecciones, un nuevo récord global, que hicieron que el cómputo nacional superase los 17.9 millones. La marca anterior, los 350 mil casos reportados el lunes, coronó una racha de cinco días consecutivos con más contagios que cualquier otro país del mundo desde el inicio de la crisis sanitaria.

India, que tiene cerca de mil 400 millones de habitantes, es la cuarta nación que supera los 200 mil fallecidos, por detrás de Estados Unidos, Brasil y México. Y como en muchas otras naciones, los expertos creen que la cifra real de contagios y decesos es mucho mayor que la oficial.

La primera muerte conocida por Covid-19 en India ocurrió el 12 de marzo de 2020 en el estado sureño de Karnataka. Hicieron falta cinco meses para llegar a los 50 mil muertos, pero la cifra se dobló en apenas dos, en octubre de 2020. Tres meses más tarde, en enero de este año, se superaron los 150 mil decesos, que se habían ralentizado hasta mediados de marzo, cuando comenzó el último brote.

Durante la última semana, más de 2 mil indios perdieron la vida cada día.

India creyó que había superado la peor parte de la pandemia el año pasado, pero el virus se propaga ahora de forma descontrolada entre la población y los sistemas de atención médica están empezando a colapsar.

Las hospitalizaciones y las muertes han alcanzado niveles récord y abruman a los trabajadores sanitarios. Los pacientes se asfixian porque el suministro de oxígeno médico de los hospitales se ha agotado. Los desesperados familiares envían mensajes a través de las redes sociales con la esperanza de que alguien pueda ayudarles a encontrar una bombona de oxígeno, una cama vacía en un hospital o fármacos vitales para sus seres queridos. Los crematorios se han extendido a los estacionamientos, iluminando la noche en algunas ciudades.

Con su sistema de salud hundiéndose rápido, India mira al extranjero para frenar el histórico brote que está asolando un estado detrás de otro.