Suman 35 muertos por tifón en Japón

El Gobierno japonés había ordenado la evacuación de cerca de 8 millones de personas

Reforma
domingo, 13 octubre 2019 | 13:22
|

En Japón, la cifra de muertos por las inundaciones provocadas por el tifón Hagibis aumentó a 35, mientras que se reportaron 17 personas desaparecidas, de acuerdo con The Washington Post.

Este domingo, las autoridades niponas desplegaron miles de tropas y agentes de rescate, luego que el tifón pasara sobre Tokio y sobre la isla principal de Japón, Honshu, indica el diario.

Más de 20 ríos en el centro y noreste de Japón se han desbordado, lo que provocó inundaciones en ciudades y pueblos.

El Gobierno japonés había ordenado la evacuación de cerca de 8 millones de personas. Muchos ignoraron la alerta y se quedaron en sus hogares, a la vez que otros acudieron a los refugios.

De acuerdo con el medio estadounidense, alrededor de 200 mil casas estaban sin energía eléctrica.

Los vientos de Hagibis alcanzaron un máximo de 207 kilómetros por hora, sin embargo fueron las lluvias las que generaron mayores problemas.

Este domingo, al menos 800 vuelos salientes de Tokio estaban cancelados.

Los servicios de rescate entraron en acción desde temprano con helicópteros para sacar a personas varadas de balcones y techos.

Después de un día de fuertes lluvias, la tormenta tocó tierra el sábado alrededor de las 19:00 horas locales, al suroeste de Tokio en la ciudad turística de Ito.

Golpeó la capital directamente, azotando las áreas circundantes con fuertes lluvias y vientos de hasta 207 kilómetros por hora, antes de moverse hacia el norte.

Al menos dos muertes y varios deslizamientos de tierra ocurrieron incluso antes del golpe del tifón, y un terremoto de magnitud 5.7 sacudió a Chiba, al este de Tokio, el sábado por la noche justo antes de que la tormenta tocara tierra.

Las autoridades vaticinaron que Hagibis pudiera rivalizar con el tifón de Kanogawa de 1958, que mató a más de mil 200 personas en la prefectura de Shizuoka y la región de Tokio.

Instaron a las personas a prepararse para evacuar durante días antes de la tormenta.