Socios de Giuliani en Ucrania buscaban información perjudicial sobre rivales de Trump

Además buscaron evidencia que socavaría la legitimidad de la investigación sobre la interferencia de Rusia en las elecciones del 2016

The New York Times
viernes, 11 octubre 2019 | 08:12
The New York Times |

Washington.- Cuando Rudolph W. Giuliani se propuso desenterrar información dañina sobre los rivales del presidente Trump en Ucrania, recurrió a un originario de la exrepública soviética con quien ya tenía una relación empresarial muy lucrativa.

Lev Parnas, un hombre de negocios ucraniano-estadounidense con un rastro de deudas y demandas, ya conocía casualmente a Giuliani desde hace muchos años a través de los círculos políticos republicanos. El año pasado, su relación se tornó más estrecha cuando una compañía que ayudó a fundar retuvo a Giuliani —asociados de Parnas dijeron que él les dijo que había pagado cientos de miles de dólares— por lo que Giuliani según dijo el jueves fue asesoramiento comercial y legal.

Incluso mientras trabajaba con la compañía de Parnas, Fraud Guarantee, Giuliani confiaba cada vez más en Parnas para hacer la labor de Trump de buscar evidencia en Ucrania que socavaría la legitimidad de la investigación del fiscal especial sobre la interferencia de Rusia en las elecciones del 2016 y ayudarlo a comenzar su campaña de reelección del 2020.

Giuliani envió a Parnas y a un asociado, Igor Fruman, un empresario bielorruso-estadounidense, a Kiev, la capital ucraniana, donde su misión era encontrar personas e información que pudieran usarse para socavar la investigación del fiscal especial, y también para dañar la imagen del exvicepresidente Joseph R. Biden Jr., un posible contendiente demócrata para Trump.