Internacional

Señala canciller boliviana que México es un país totalitarista

La funcionaria boliviana, Karen Longaric, destacó el problema de narcotráfico que hay en México

Associated Press / La canciller del Gobierno interino de Bolivia, Karen Longaric

Isabella González / Agencia Reforma

miércoles, 21 octubre 2020 | 12:34

Ciudad de México— Luego de que México cuestionara las acciones del secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) durante las elecciones de Bolivia en 2019, la canciller de ese país, Karen Longaric, afirmó que México busca trasladar un régimen totalitario como el suyo.

Al finalizar su participación en la sesión plenaria de la Asamblea General de la OEA el delegado mexicano, la funcionaria boliviana destacó el problema de narcotráfico que hay en México.

"Hay países que tienen problemas muchos más graves que los que tiene mi país y sin embargo insisten en inmiscuirse en los asuntos internos de mi país", expresó.

Países con problemas mayúsculos y estructurales, que están socavando su sociedad, como el narcotráfico, sin embargo, se obstinan tratando de trasladar un régimen similar al suyo, un totalitarismo que hace mucho daño a los pueblos", añadió.

Asimismo, Longaric afirmó que México persiste en inmiscuirse en los asuntos internos de Bolivia.

"Debo lamentar profundamente las palabras y la opinión que ha dado el delegado de México que no solo pone en duda la credibilidad de la OEA como organismo sino también pone en duda la credibilidad de la Unión Europea", señaló.

"Bolivia quiere democracia, quiere respeto a los derechos humanos, quiere vivir al margen del narcotráfico y de la delincuencia organizada. No queremos carteles del narcotráfico en el país, no queremos ser los proveedores de la hoja de coca para que vaya a nutrir el negocio de los cárteles del narcotráfico", agregó.

La Canciller boliviana reiteró que hubo fraude electoral en las elecciones federales de Bolivia en octubre pasado.

"Bolivia sabe lo que necesita y sabrá lograrlo y conseguirlo. Si el delegado de México persiste en decir que en las elecciones del año pasado no hubo fraude electoral, lamento que esté tan alejado de la realidad de mi país", afirmó.

"Ese fraude electoral fue confirmado no sólo por la OEA, sino por la UE, y por otras instancias. Ese fraude electoral fue aceptado por el propio MAS, cuando sus acólitos ubicados en la asamblea legislativa, en el tribunal constitucional, el órgano judicial y en la fiscalía aceptaron que efectivamente esas elecciones estaban viciadas de nulidad, de nulidad por un fraude ostensible", añadió.

Longaric sentenció que lo que ha pasado en Bolivia el domingo pasado, en donde ganó el candidato del ex presidente de Bolivia Evo Morales, tampoco es problema de México.

"Este foro no es para hacer análisis de las políticas internas o de lo que está ocurriendo eventualmente en nuestros países, pero quiero pedirle al delegado de México que tenga un mínimo de respeto por mi pueblo, no hablo de mi gobierno, hablo de mi pueblo, un mínimo de respeto, y que no se inmiscuyan en asuntos de Bolivia, no necesitamos defensores foráneos, y menos aun cuando esos defensores tienen intereses ideológicos y políticos, porque sabemos perfectamente que su preocupación no es por la forma de vida de los bolivianos ni el subdesarrollo en el que vive mi país, es por trasladar una doctrina, una ideología que nosotros no queremos", aseveró.