Internacional

Se unen Alemania y Francia a suspensión de la vacuna de AstraZeneca

Existen preocupaciones de que podría estar relacionada con coágulos sanguíneos

The New York Times

The New York Times

lunes, 15 marzo 2021 | 11:56

Alemania y Francia suspendieron temporalmente el uso de la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca este lunes, uniéndose a una lista cada vez mayor de países que detuvieron el uso de la vacuna en los últimos días por preocupaciones de que podría estar relacionada con coágulos sanguíneos.

Las principales agencias de salud pública, incluida la Organización Mundial de la Salud, dicen que millones de personas han recibido la vacuna sin experimentar problemas de coagulación sanguínea, y advierten que los expertos no han encontrado un vínculo causal entre la vacuna y las afecciones. La compañía también ha defendido que la vacuna es segura, en medio de la avalancha de suspensiones.

El susto de seguridad es un revés para la vacuna de AstraZeneca, que ya ha tenido problemas con la percepción de que es una inyección menos deseable porque tuvo una tasa de eficacia general más baja en los ensayos clínicos que otras. Sin embargo, existen numerosos datos que muestran que la vacuna es segura y eficaz, y especialmente buena para prevenir enfermedades graves y la muerte. En muchos lugares del mundo, es la única vacuna disponible.

Los expertos en salud pública esperan que las afecciones médicas aparezcan por casualidad en algunas personas después de recibir cualquier vacuna. En la gran mayoría de los casos, estas enfermedades no tienen nada que ver con las inyecciones.

A los científicos también les preocupa que las suspensiones puedan alimentar las dudas sobre las vacunas en un momento en que algunos países europeos están entrando en una tercera ola del virus y el mundo está en una carrera por inocular a la mayor cantidad de personas posible, a medida que proliferan las variantes peligrosas del virus.

En Francia, el presidente Emmanuel Macron dijo que el país dejaría de usar la vacuna en espera de una evaluación de la Agencia Europea de Medicamentos sobre su uso.

En Alemania, el ministro de Salud, Jens Spahn, dijo que la decisión del país de suspender temporalmente la administración de la vacuna de AstraZeneca fue "puramente precautoria". La decisión se tomó después de que el regulador nacional de salud viera la necesidad de realizar más estudios antes de que su uso pudiera continuar "basado en nuevos informes de trombosis en los nervios cerebrales en relación con la vacuna en Alemania y Europa".

Indonesia y los Países Bajos también suspendieron el uso de la vacuna de AstraZeneca, citando informes de problemas inusuales de coagulación de la sangre entre algunas personas que recientemente recibieron las inyecciones en Noruega. Los coágulos de sangre, especialmente si son grandes, pueden dañar tejidos u órganos como los pulmones, el corazón o el cerebro. Los casos graves pueden ser fatales, pero las personas con pequeños coágulos a menudo pueden tratarse fuera del hospital con medicamentos recetados.

Noruega, Dinamarca, Islandia y la República Democrática del Congo se encuentran entre los países que han suspendido el uso de la vacuna de AstraZeneca. La región de Piamonte, en el norte de Italia, dijo este domingo que dejaría de administrar temporalmente la vacuna de AstraZeneca, un día después de que un maestro muriera después de recibir la inyección.