PUBLICIDAD

Internacional

Se reúne multitud en Palacio de Buckingham a espera de noticias sobre la reina

Unas 100 personas acudieron a residencia principal de la monarca, algunas aferradas a sus paraguas en medio de una lluvia

The New York Times

jueves, 08 septiembre 2022 | 11:25

The New York Times

PUBLICIDAD

Londres.- Cuando las noticias sobre el estado de la reina Isabel comenzaron a circular el jueves, los londinenses escanearon sus teléfonos en busca de actualizaciones sobre la monarca nonagenaria, la única jefa de estado británica que muchos han conocido.

Desde el aeropuerto de Heathrow hasta el Palacio de Buckingham y el extenso sistema de metro de la ciudad, los británicos se reunieron para preocuparse, conjeturar y compadecerse, intercambiando fragmentos de información sobre su salud.

PUBLICIDAD

Unas 100 personas acudieron a las puertas del Palacio de Buckingham, algunas aferradas a sus paraguas en medio de una lluvia pertinaz. Algunas se congregaron en las gradas a la entrada, mientras permanecían de pie junto a la cerca.

El presidente estadounidense Joe Biden le expresó a Truss que “los pensamientos de él y de la primera dama están hoy totalmente dirigidos a la reina y a su familia”, indicó el vocero del Consejo de Seguridad Nacional John Kirby.

Isabel II cumplió siete décadas en el trono este año. Ha cedido cada vez más deberes a su heredero, el príncipe Carlos, y a otros miembros de la familia real en los últimos meses.

Afuera del Palacio de Buckingham, la residencia principal de la reina, la multitud se agarró a las rejas y posó para las fotografías, una extraña anticipación impregnaba la escena. Con la mayoría de los británicos regresando a la escuela y al trabajo esta semana después de las vacaciones de verano, muchos entre la multitud eran turistas y personas de oficinas cercanas.

Entre ellos se encontraba Alexander Caplan, un empresario tecnológico de 40 años que trabajaba en las cercanías de St. James cuando se enteró de la salud de la reina. Corrió hacia las puertas del Palacio de Buckingham y llegó poco después de la 1 p.m.

“Me sentí impulsado a llegar al corazón de la monarquía”, dijo Caplan. “Creo que la gente ha sido consciente de su edad avanzada y su salud en declive, y la gente es consciente de que, lamentablemente, no es inmortal. Se ha convertido en abuela de la nación, y no solo del Reino Unido, sino también de la Commonwealth”.

En Heathrow, uno de los aeropuertos más concurridos de Europa, los viajeros miraban las pantallas de televisión, embelesados por la cobertura en vivo de la BBC. A bordo de la nueva línea Elizabeth, que la propia reina ayudó a inaugurar este verano durante una visita sorpresa a la estación de Paddington en el centro de Londres, los pasajeros hablaron sobre su salud.

Se escuchó a algunos hablar sobre lo frágil que se veía la reina en las fotos publicadas a principios de esta semana, cuando se reunió con la recién elegida primera ministra, Liz Truss. Otros especularon sobre los procedimientos detallados que ya se han trazado, conocidos como Operación Puente de Londres.

Por ahora, sin embargo, la ciudad solo podía esperar y observar, triste, ansiosa y desconcertada, todo a la vez.

Con información de The New York Times y Associated Press.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search