Se queda ISIS sin territorio en Siria

El Estado Islámico solo controla un área que mide sólo 700 metros cuadrados, informaron autoridades de las Fuerzas Democráticas

El Diario de Juárez
sábado, 16 febrero 2019 | 17:07
Tomada de Internet

Este de Siria.- El Estados Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) controla actualmente un área en Siria que mide sólo 700 metros cuadrados, según dio a conocer este sábado un comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias, SDF por sus siglas en inglés, respaldadas por Estados Unidos, informó CNN.

El pasado fin de semana, el SDF lanzó una ofensiva para expulsar a ISIS de su último enclave en Siria, en el pequeño poblado de Baghouz Al-Fawqani en el este del país.

Sus combatientes mantienen rodeado el último bastión de ese grupo terrorista aunque han detenido su avance para evitar dañar a miles de civiles que son usados como escudos humanos por ISIS, según dijo el comandante Chia Kobani, jefe de operaciones del SDF, en una conferencia de prensa.

El SDF también está actuando con cuidado con el fin de liberar a los prisioneros que tiene ISIS, agregando que pudieron liberar a 10 cautivos en los últimos días.

El área que queda bajo el control de ISIS se redujo de los 1 mil metros cuadrados que tenía el viernes, de acuerdo al SDF.

En su punto álgido, ISIS controlaba un área del tamaño de Gran Bretaña y gobernaba a más de 10 millones de personas.

Antes de que empezara la última ofensiva, oficiales del SDF estimaron que quedaban 1 mil 500 civiles y 500 combatientes de ISIS, pero cuando el ataque se llevó a cabo quedó claro que el número real era mucho más alto.

Los militantes incluyen a algunos de los sujetos más endurecidos por la batalla, implacables y experimentados de ISIS.

Mientras tanto, Estados Unidos sigue enfrentando la crítica por su plan de retirar sus tropas de Siria, una medida que impactó a los aliados cuando lo anunció el presidente Trump en diciembre.

Al hablar este sábado con la Conferencia de Seguridad de Munich en Alemania, la canciller alemana Angela Merkel advirtió que la decisión de Estados Unidos representaba el riesgo de que la presencia de Rusia e Irán aumente en esa región.

Poco después, el vicepresidente Mike Pence de Estados Unidos comentó en una conferencia --- que es una reunión anual de jefes de Estado, ministros de la Defensa y expertos en seguridad --- que la decisión de retirar las tropas de Estados Unidos de Siria era “un cambio de táctica pero no un cambio de misión”.