Internacional

Sancionan a China por violaciones de derechos humanos

La Unión Europea, Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos impusieron castigos al país asiático

Associated Press / El presidente chino Xi Jinping

Associated Press

lunes, 22 marzo 2021 | 17:09

Bruselas— La Unión Europea, Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos impusieron hoy sanciones coordinadas contra China por violaciones de derechos humanos en la región de Xinjiang, lo que provocó una inmediata represalia por parte de Beijing.

La UE aplicó medidas punitivas contra prominentes funcionarios de Xinjiang. Los cuatro señalados son funcionarios de alto nivel en la región de Xinjiang. Sus activos en la UE quedarán congelados, tendrán prohibido viajar al bloque y tampoco podrán recibir asistencia económica de ciudadanos europeos.

El bloque europeo de 27 países además congeló los activos de Xinjiang Production and Construction Corps Public Security Bureau, a la que tilda de “organización económica y paramilitar controlada por el Estado” que es en efecto la que gobierna Xinjiang.

El canciller británico Dominic Raab afirmó que las medidas son parte de una “intensa diplomacia” coordinada con Estados Unidos, la UE y Canadá para castigar a China por las violaciones de derechos humanos cometidas contra los musulmanes uigures.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, emitió un comunicado indicando que “esta respuesta transatlántica coordinada envía un mensaje enfático a quienes violen los derechos humanos internacionales, y tomaremos más medidas coordinadas con países de igual postura”.

“Continuaremos actuando con nuestros aliados en todo el mundo, llamando a un fin inmediato a los crímenes perpetrados por la República Popular China y a que se haga justicia a las muchas víctimas”, añadió.

China respondió inmediatamente imponiendo sanciones a 10 individuos y cuatro instituciones europeas a las que acusó de perjudicar los intereses nacionales chinos y de “propagar maliciosamente mentiras y desinformación”.

Beijín inicialmente negó la existencia de los campamentos de detención de uigures en la región de Xinjiang, pero luego los calificó de campamentos de reeducación y adiestramiento laboral para personas inmersas en la ideología yihadista. China niega que estén ocurriendo allí violaciones de derechos humanos.

Xinjiang antes era foco de subversión contra el gobierno chino, pero Beijing ahora dice que sus medidas de seguridad han calmado a la región.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China denunció las sanciones europeas como “fundadas en nada más que mentiras y desinformación” y anunció sus propias medidas de represalias.

El ministerio anunció sanciones contra 10 individuos y cuatro entidades, prohibiéndoles la entrada al país, Hong Kong o Macao y privándoles de toda transacción comercial en esas regiones.