Revelan audios de avionazo de Boeing en Indonesia

El avión de Lion Air se desplomó en octubre en Indonesia, dejando 189 muertos

Reforma
miércoles, 20 marzo 2019 | 09:51
Reforma |

Yakarta, Indonesia— La tripulación del Boeing 737 MAX de Lion Air habría intentado controlar el avión de manera frenética antes de estrellarse, revelaron fuentes citadas por la agencia Reuters.
Los pilotos buscaron en su manual para comprender por qué la aeronave se dirigía hacia abajo, según los informes basados en la grabadora de voz de la cabina.
Un informe preliminar de noviembre mostró que, a los dos minutos de despegar, se informó de un "problema de control de vuelo" a los controladores aéreos.
Desde tierra se les dijo erróneamente a los pilotos que estaban experimentando un bloqueo, lo que significa que las alas no podían levantarlo y mantenerlo en el aire, por ello la punta del avión se inclinó.
"Parece que no sabían que el ajuste lo estaba moviendo hacia abajo", dijo a Reuters una fuente con conocimiento de las grabaciones.
"Pensaron solo en la velocidad del aire y la altitud. Eso fue lo único de lo que hablaron", agregó.
El primer oficial habría reportado un problema de control de vuelo y dijo que tenían la intención de mantener una altitud de 5 mil pies.
Fuentes señalaron que la velocidad aérea se mencionó en la grabación de voz de la cabina y una segunda fuente dijo que un indicador mostraba un problema en la pantalla del capitán pero no en la del primer oficial.
El capitán pidió verificar el manual para una referencia rápida, el cual contiene listas de verificación para eventos anormales.
En los nueve minutos siguientes el sistema del avión advirtió que estaba inclinado y empujó la punta hacia abajo en respuesta, según el informe.
Aunque el capitán luchó por estabilizarlo, la computadora, aún detectando una posición incorrecta, continúo empujando la nariz del avión hacia abajo.
Los investigadores del siniestro examinan si en el accidente ocurrido en Indonesia la computadora ordenó al avión ciertos movimientos en respuesta a datos de un sensor defectuoso y si los pilotos tenían suficiente capacitación para responder adecuadamente a la emergencia, entre otros factores.
El avión de Lion Air se desplomó en octubre en Indonesia, dejando 189 muertos y se volvió el primer caso a gran escala en el que un Boeing 737 MAX fallaba.
La semana pasada, cinco meses después del accidente de Lion Air, un avión de este tipo de Ethiopian Airlines se accidentó provocando la muerte de 157 personas, lo que generó una crisis a nivel mundial por el uso de este modelo.