Internacional

Restricciones contra el virus en Londres aumentan la presión sobre Boris Johnson

Autoridades sanitarias británicas habían identificado una nueva variante del virus de crecimiento más rápido

Associated Press / Londres

The New York Times

martes, 15 diciembre 2020 | 10:14

Nueva York— El primer ministro Boris Johnson ya se enfrentaba a una semana traicionera mientras analiza si debe llegar a un acuerdo comercial con la Unión Europea. Ahora, enfrenta presión en otro frente, luego de que su gobierno impusiera este lunes restricciones más estrictas a Londres para frenar un brote de virus.

Esa abrupta decisión, anunciada en el Parlamento por el ministro de Salud, Matt Hancock, cerrará pubs y restaurantes en Londres a partir del miércoles. La medida se produce solo 10 días antes de Navidad y podría alejar a los compradores que normalmente abarrotan las calles Oxford y Regent en esta época del año.

Hancock dijo que las autoridades sanitarias británicas habían identificado una nueva variante del virus de crecimiento más rápido, que dijo que podría explicar por qué la cantidad de casos estaba aumentando tan rápidamente en Londres, así como en partes del sur y este de Inglaterra.

Pero esa noticia aleccionadora no impidió las quejas de algunos miembros del Partido Conservador de Johnson, quienes advirtieron que las nuevas restricciones asestarían otro golpe a las atribuladas industrias hoteleras y minoristas.

Los expertos médicos dijeron que el descubrimiento de una nueva variante no fue, por sí solo, tan sorprendente. La variante, que se ha encontrado en aproximadamente 1 mil personas después de ser detectada por primera vez en Kent, en el sur de Inglaterra, es similar a la de otros países. Los expertos dijeron que sirvió principalmente para subrayar la necesidad de controles fronterizos más sólidos.

Más desconcertante, dijeron, era el plan intermitente del gobierno para hacer frente al aumento de casos. Bajo las nuevas restricciones, los pubs y restaurantes de Londres estarán cerrados, excepto por el servicio de comida para llevar, mientras que las personas de diferentes hogares tendrán prohibido socializar en interiores.

Sin embargo, bajo un plan previamente anunciado para Navidad, el gobierno levantará temporalmente las restricciones nuevamente una semana después para permitir que hasta tres familias se mezclen en el interior. La pausa comenzará el 23 de diciembre y durará hasta el 27 de diciembre en la mayor parte de Gran Bretaña (aquellos que viajen hacia y desde Irlanda del Norte pueden viajar el 22 y 28 de diciembre). Después de esa pausa, Londres y las otras regiones afectadas presumiblemente volverían a estar sometidas a restricciones más estrictas.