PUBLICIDAD

Internacional

Reportan intensos combates en planta siderúrgica de Mariúpol

Fuerzas rusas lograron ingresar al complejo con la ayuda de un extrabajador familiarizado con su diseño

The New York Times

jueves, 05 mayo 2022 | 11:50

The New York Times

PUBLICIDAD

Mariúpol.- Las fuerzas rusas lanzaron un furioso asalto a la fábrica de acero Azovstal este jueves, después de romper las defensas del perímetro ucraniano, buscando destruir el último foco de resistencia en la ciudad en ruinas de Mariúpol y permitir que Moscú reclame una victoria antes de un feriado ruso de importancia simbólica.

“Han pasado dos días desde que el enemigo irrumpió en el territorio de la planta”, dijo el teniente coronel Denys Prokopenko, comandante ucraniano, en un video publicado durante la noche. “Se están librando batallas duras y sangrientas”.

PUBLICIDAD

Unas horas más tarde, Petro Andriushchenko, asesor del gobierno de la ciudad, dijo que hubo bombardeos continuos durante la noche y la mañana. El último parche de resistencia ucraniana debajo de los restos descomunales de lo que alguna vez fue una de las plantas siderúrgicas más grandes de Europa se ha “convertido en un infierno”, dijo.

Los combatientes ucranianos han defendido con éxito la planta de un ataque directo durante semanas. Pero las fuerzas rusas lograron abrirse paso en el complejo de cuatro millas cuadradas con la ayuda de un extrabajador familiarizado con su diseño, según Anton Gerashchenko, asesor del Ministerio del Interior.

Gerashchenko, en las redes sociales y hablando con los periodistas, dijo que un electricista que trabajaba en Azovstal les mostró a los rusos los túneles que podían usar para ingresar al complejo. Vinculó el ataque con el deseo ruso de declarar la “victoria” en Mariúpol antes del feriado del lunes que conmemora el triunfo de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi.

Dijo que es por eso que el Kremlin envió recientemente a Vladimir Solovyov, un presentador de televisión nacional de propaganda rusa, a Mariupol.

En una señal de la importancia de la ciudad para Moscú, los analistas militares occidentales estiman que Rusia ha comprometido de 12 a 14 batallones de alrededor de mil soldados cada uno en la lucha por Mariupol, aproximadamente el 10 por ciento de todas sus fuerzas de combate en Ucrania.

Un alto funcionario del Pentágono dijo ayer que solo quedaban alrededor de dos batallones, junto con algunas unidades de combatientes chechenos. El resto ha sido enviado al frente oriental para ser redistribuido.

La decisión de asaltar la fábrica aún podría resultar costosa, algo que el presidente Vladimir V. Putin pareció reconocer cuando ordenó a las tropas el 21 de abril que se abstuvieran de un ataque total. Luchar dentro de los túneles crea desafíos incluso para una fuerza convencional tecnológicamente superior como la de Rusia, y podría resultar en más bajas para las tropas de Moscú, dicen los expertos militares.

Los defensores ucranianos en la ciudad han superado las expectativas de muchos observadores externos, sobreviviendo a pesar de ser superados en número, superados en armamento y privados de reabastecimiento.

Su ciudad ha sido bombardeada, dejando gente desesperada por comida, muchos civiles muertos y cientos de edificios arrasados. Cuando se abrieron brechas en las defensas de la ciudad, se libraron batallas en las calles durante semanas. Con la disminución de su número, aproximadamente 2 mil soldados ucranianos retrocedieron a la planta.

No está claro cuántos soldados quedan todavía dentro del complejo. El gobierno ucraniano estima que todavía hay unos 200 civiles dentro, incluidos unos 30 niños.

El gobierno ruso dijo que abriría corredores humanitarios en Mariúpol para facilitar las evacuaciones, pero no estaba claro cómo las personas en la fábrica de acero podrían encontrar un camino hacia la seguridad. Varios cientos de personas han logrado evacuar en los últimos días.

Las comunicaciones de la instalación se apagaron brevemente ayer, pero este jueves por la mañana, los combatientes en los búnkeres volvieron a enviar mensajes a través de las plataformas de redes sociales, prometiendo no darse por vencidos.

“La situación es extremadamente desafiante, sin embargo, seguimos manteniendo la defensa”, dijo el teniente coronel Prokopenko.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search