PUBLICIDAD

Internacional

La batalla ruge

Renueva el Kremlin sus fuerzas armadas

Utilizan aviones, morteros y cohetes para bombardear Soledar

Associated Press

viernes, 13 enero 2023 | 06:00

Associated Press

PUBLICIDAD

Kyiv, Ucrania.– El destino de una ciudad minera de sal devastada en el este de Ucrania pendía de un hilo el miércoles en una de las batallas más sangrientas de la invasión rusa, mientras que la resistencia incansable de Ucrania y otros desafíos llevaron a Moscú a reorganizar su liderazgo militar nuevamente.

Las fuerzas rusas utilizaron aviones, morteros y cohetes para bombardear Soledar en un asalto implacable.

PUBLICIDAD

La caída de Soledar, aunque es poco probable que sea un punto de inflexión en la guerra de casi 11 meses, sería un premio para un Kremlin hambriento de buenas noticias en el campo de batalla en los últimos meses. También ofrecería a las tropas rusas un trampolín para conquistar otras áreas de la provincia de Donetsk que permanecen bajo control ucraniano, como la cercana ciudad estratégica de Bakhmut.

Donetsk y la provincia vecina de Luhansk, que juntas forman la región de Donbás que limita con Rusia, fueron los principales objetivos territoriales declarados de Moscú para invadir Ucrania, pero la lucha se ha estancado en su mayoría.

En un aparente reconocimiento de los reveses en el campo de batalla, el Ministerio de Defensa de Rusia anunció la degradación del jefe de las fuerzas rusas en Ucrania después de sólo tres meses en el cargo. El principal oficial militar de Rusia, el jefe del Estado Mayor General de las fuerzas armadas, el general Valery Gerasimov, fue nombrado como reemplazo del general Sergei Surovikin, quien fue degradado a diputado.

Durante su breve tiempo supervisando las tropas en Ucrania, a Surovikin se le atribuyó el fortalecimiento de la coordinación, el refuerzo del control y la introducción de una campaña para eliminar los servicios públicos de Ucrania como táctica de presión. Pero también anunció una humillante retirada en noviembre de Kherson, el único centro regional que las fuerzas rusas habían capturado apenas unas semanas después de que el Kremlin se anexionara ilegalmente la zona. Su degradación indicó que el presidente ruso, Vladimir Putin, no estaba completamente satisfecho con su desempeño.

Mientras tanto, Gerasimov fue visto como el principal arquitecto de la invasión rusa de Ucrania, y los críticos lo culparon por los reveses militares de Moscú.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search