Internacional

Recomienda China bilis de oso para virus

Las medicinas tradicionales del país asiático contienen partes de especies amenazadas

Reforma

miércoles, 25 marzo 2020 | 16:08

Ciudad de México— El Gobierno de China recomienda inyecciones que contienen bilis extraída de osos en cautiverio para tratar la enfermedad del coronavirus (Covid-19), denunció la Agencia de Investigación Ambiental (EIA, por sus siglas en inglés) del Reino Unido.

La Comisión Nacional de Salud del país asiático promueve el "Tan Re Qing", una medicina tradicional, como tratamiento para casos severos y críticos de coronavirus, de acuerdo con el Plan de Diagnóstico y Tratamiento COVID-19 (Séptima versión de prueba), publicado el 4 de marzo.

La bilis de oso es uno de los ingredientes del "Tan Re Qing", según el sitio web de uno de los principales productores de este remedio.

Si bien China prohibió el consumo de fauna silvestre desde febrero, la medida no restringe el uso de animales salvajes en la medicina tradicional ni como ornamentos.

Las medicinas tradicionales del país asiático contienen partes de especies amenazadas, como escamas de pangolines, huesos de leopardo o bilis de osos criados en cautiverios, una práctica legal en China.

Aaron White, campañista de Vida Silvestre de la EIA, señaló en un comunicado que la promoción de estos productos es contradictora.

"Restringir el consumo de vida silvestre mientras promocionas medicinas que contienen partes de vida silvestre ejemplifica el mensaje mixto que envían las autoridades chinas sobre el tráfico de vida silvestre", apuntó.

Aparte de la ironía de promover estas medicinas para tratar una enfermedad que se originó de algún animal silvestre, según el consenso científico, recomendar estos productos es irresponsable en una era de pérdida de biodiversidad sin precedentes, consideró White.

Incluso si algunos materiales, como la bilis de los osos o los huesos de tigres, provienen de animales en cautiverio, la presión sobre poblaciones en libertad se mantiene, pues los consumidores prefieren los productos silvestres.

Por lo tanto, los mercados legales legitimizan y perpetuan la demanda por especies amenazadas, afirmó la EIA.

"El uso de la vida silvestre amenazada en una medicina tradicional es totalmente innecesario especialmente debido a la disponibilidad de alternativas herbales y artificiales, y muchos profesionales y usuarios de medicina tradicional quieren ver el fin del uso de productos de la vida silvestre", indicó White.

La bilis es un líquido digestivo producido por el hígado que se almacena en la vesícula biliar. Se recolecta a través de técnicas que emplean cirugías invasivas, detalló la organización.