Internacional

¿Quiénes son los talibanes y qué quieren?

Surgieron en 1994 como una ‘nueva fuerza de profesos puristas islámicos y patriotas afganos’

The New York Times

martes, 17 agosto 2021 | 11:32

Associated Press | Combatientes talibanes toman el control del palacio presidencial afgano después de que el presidente afgano Ashraf Ghani huyera del país, en Kabul, Afganistán,

Nueva York— En el invierno de 1995, un corresponsal del New York Times que visitaba Afganistán informó que después de años de brutal conflicto civil, parecía estar en marcha un gran cambio.

Una "nueva fuerza de profesos puristas islámicos y patriotas afganos" había tomado rápidamente el control militar de más del 40 por ciento del país.

Fue sorprendente, porque un año antes de tomar las armas, muchos de los combatientes habían sido poco más que alumnos religiosos.

Su mismo nombre significaba "estudiantes". Los talibanes, se llamaban a sí mismos.

¿Cuándo surgieron los talibanes?

Los talibanes surgieron en 1994 en medio de la agitación que siguió a la retirada de las fuerzas soviéticas de Afganistán en 1989. El grupo tenía sus raíces en las zonas rurales de la provincia de Kandahar, en el corazón del país de etnia pastún en el sur.

La Unión Soviética había invadido en 1979 para apuntalar al gobierno comunista en Afganistán, y finalmente se encontró con el destino de las grandes potencias pasadas y presentes que han tratado de imponer su voluntad en el país: fue expulsada.

Pero la alegría por esa victoria duró poco, ya que las diversas facciones se separaron y comenzaron a luchar por el control. El país cayó en el caudillismo y en una brutal guerra civil.

¿Cómo gobernaron los talibanes?

En 1996, los talibanes declararon un Emirato Islámico, imponiendo una interpretación dura del Corán y haciéndolo cumplir con brutales castigos públicos, que incluían azotes, amputaciones y ejecuciones en masa. Y restringieron estrictamente el papel de las mujeres, manteniéndolas fuera de las escuelas.

También dejaron en claro que no se tolerarían prácticas religiosas rivales: a principios de 2001, los talibanes destruyeron imponentes estatuas de 800 años conocidas como los Grandes Budas de Bamiyán, objetos de asombro en todo el mundo. Los talibanes los consideraban blasfemos y se jactaban de que su destrucción era sagrada. “Es más fácil destruir que construir”, observó el ministro de Información y Cultura de los militantes.

Había un marco de gobierno moderno, que incluía ministerios y una burocracia. Pero a nivel de la calle, era un edicto religioso y el capricho de los comandantes individuales lo que dictaba la vida cotidiana de los afganos.

Sin embargo, no controlaban todo el país. El norte, donde muchos de los comandantes muyahidines habían tomado posesión, seguía siendo un bastión de la resistencia.

¿Qué significa el gobierno de los talibanes para las mujeres?

Los talibanes se fundaron en una ideología que dictaba que las mujeres deberían desempeñar solo los roles más circunscritos en la sociedad.

La última vez que gobernaron, prohibieron a las mujeres y niñas aceptar la mayoría de los trabajos o incluso ir a la escuela. Y las mujeres atrapadas fuera de casa con la cara descubierta se arriesgaban a sufrir un severo castigo. Las mujeres y los hombres solteros vistos juntos también enfrentaron castigos.

¿Por qué Estados Unidos invadió Afganistán?

Cuando estuvieron en el poder, los talibanes hicieron de Afganistán un puerto seguro para Osama bin Laden, un excombatiente muyahidín nacido en Arabia Saudita, mientras él creaba un grupo terrorista con alcances globales: Al Qaeda.

El 11 de septiembre de 2001, el grupo asestó un golpe que sacudió al mundo, derribando las torres del World Trade Center en Nueva York y dañando el Pentágono en Washington. Miles murieron.

El presidente George W. Bush exigió que los talibanes entregaran a Al Qaeda y a Bin Laden. Cuando los talibanes se opusieron, Estados Unidos invadió y los derrocó en 2001.

¿Qué pasó con los talibanes después de su derrota en 2001?

Con el refugio y la asistencia del ejército de Pakistán, la misma fuerza que recibe una gran ayuda financiera de Estados Unidos para ayudar a perseguir a Al Qaeda, los talibanes se reformaron como una guerrilla insurgente.

Estados Unidos comenzó a invertir recursos en una nueva guerra en Irak, y los funcionarios estadounidenses le dijeron al mundo que Afganistán estaba en camino de convertirse en una democracia al estilo occidental con instituciones modernas. Pero muchos afganos estaban comenzando a sentir que esas instituciones extranjeras eran solo otra forma de que los líderes corruptos robaran dinero.

En el campo, los talibanes comenzaron a ganar terreno y apoyo, especialmente en las zonas rurales. Su número creció: algunos combatientes fueron intimidados para que se unieran, otros felices de ser voluntarios, casi todos ellos mejor pagados que los policías locales. Y el grupo encontró una rica veta de reclutamiento entre la diáspora afgana en Pakistán, de familias que habían huido de la violencia anterior como refugiados y se criaron en escuelas religiosas.

¿Qué harán a continuación los talibanes?

Hasta ahora, los líderes talibanes parecen haber evitado la retórica incendiaria y han pedido a los comandantes que gobiernen de manera justa y eviten represalias y abusos. Han emitido garantías de que la gente estará a salvo.

De hecho, los primeros días del control de los talibanes parecían moderados en algunos lugares. Pero han surgido suficientes informes de brutalidad e intimidación como para enviar oleadas de refugiados a Kabul antes del avance del grupo. Y ahora, el aeropuerto de la capital se ha convertido en un escenario de desesperación y caos, mientras miles de afganos intentan huir del país a toda costa.

close
search