¿Qué pasará con el gato de Julian Assange tras su detención?

El felino acompañó al fundador de WikiLeaks desde 2012 en la embajada ecuatoriana en Londres

El Diario de Juárez
jueves, 11 abril 2019 | 13:34

Londres.- James, el gato que acompañó a Julian Assange desde 2012 en la embajada ecuatoriana en Londres fue puesto a salvo y retirado de la sede diplomática antes de que el fundador de Wikileaks fuera detenido por la policía británica este jueves, según informó Expansión.

"Por lo menos el gato se salvó. Sí fue entregado, no sé si a un amigo pero salió ya de la embajada, posiblemente semanas antes" de que se terminara el asilo, dijo el abogado del activista australiano, Carlos Poveda.

De acuerdo con el medio ecuatoriano Metro, Julian Assange renunció voluntariamente a su gato en noviembre de 2018, esto debido a que un mes antes la embajada ecuatoriana había reestructurado el reglamento de conducta para el australiano.

Dicho reglamento le obligaba a Assange a alimentar a su mascota y mantener su espacio limpio, de lo contrario, el gato sería enviado a un refugio.

“Indignado por la amenaza, pidió a sus abogados que llevaran a su gato a un lugar seguro. Ahora el gato está con la familia de Assange. Se reunirán en libertad”, escribió Hanna Jonasson, activista del sitio en internet Justice for Assange, en su cuenta de Twitter. 

El gato había causado curiosidad en redes sociales gracias a que Assange le ponía corbatas y solía ser captado por la prensa asomándose desde la ventana de la embajada portando este accesorio. Incluso tenía una cuenta en Twitter donde el activista subía fotos del gato y las personas que los visitaban, como el cineasta Michael Moore.

Julian Assange permaneció en aislamiento en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012 y este jueves fue arrestado por la policía británica a petición de Estados Unidos, donde enfrenta cargos por conspiración por intentar acceder en 2010 a un computador del gobierno estadounidense que contenía información clasificada.