Internacional

Protestas en Chile marcan inicio de Convención Constitucional

Comenzaron cuando varios centenares de personas atravesaron los cercos de resguardo de la antigua sede del Congreso

Associated Press

domingo, 04 julio 2021 | 12:43

Associated Press

Santiago— Diversas protestas e incidentes con la policía marcaron el domingo la inauguración de la histórica Convención Constitucional que debe poner en marcha la redacción de una nueva Carta Fundamental en Chile, que sustituya a la heredada por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“¡Y va a caer, y va a caer, la Constitución de Pinochet!”, corearon varios constituyentes con aire festivo tras leerse los 155 nombres de los miembros que se darán a la tarea en los próximos meses de rescribir la nueva Carta Magna del país sudamericano.

Las protestas comenzaron cuando varios centenares de personas atravesaron los cercos de resguardo de la antigua sede del Congreso chileno donde sesionará la Convención en el centro de Santiago, gritando distintas consignas expresadas durante el pasado estallido social y reclamando la libertad de las personas que fueron presas durante las manifestaciones y que aún no reciben juicio y a los que califican de presos políticos.

La protesta fue reprimida con carros lanza aguas y gases lacrimógenos por la policía, a la que los manifestantes respondieron tirándoles piedras. Esto ocasionó que un grupo de constituyentes se alzara en la sala justo cuando todo estaba preparado para la apertura afirmando que en Chile se había normalizado la represión de las manifestaciones y que la situación era inaceptable.

La relatora del Tribunal Calificador de Elecciones decidió suspender la sesión, que se reanudó tres horas después.

Unos 155 constituyentes —78 hombres y 77 mujeres en la primera Convención Constituyente paritaria del mundo y entre ellos 17 representantes de los pueblos originarios— fueron designados por la ciudadanía en las elecciones del 15 y 16 de mayo para elaborar la nueva Constitución. Entre ellos hay una gran cantidad de constituyentes independientes no vinculados a partidos políticos.

Los constituyentes tendrán nueve meses y una prórroga de tres más para elaborar la nueva Constitución, que fue una de las demandas más repetidas por los chilenos durante el estallido social de octubre de 2019.

close
search