PUBLICIDAD

Internacional

Problemas de energía azotan Ucrania y otras partes de Europa

Región ocupada por Rusia, que alberga una planta nucleoeléctrica en gran parte paralizada, sufrió un apagón temporal

Associated Press

domingo, 04 septiembre 2022 | 15:48

Associated Press

PUBLICIDAD

Kiev.- Ucrania y otras partes de Europa experimentaron problemas con el abasto de energía, y la región ucraniana ocupada por Rusia, que alberga una planta nucleoeléctrica en gran parte paralizada, sufrió un apagón temporal este domingo.

Sólo uno de los seis reactores de la planta de Zaporiyia estaba conectado a la red eléctrica, y el principal gasoducto ruso que transporta gas natural a Alemania seguía cerrado.

PUBLICIDAD

Los combates en Ucrania y las disputas relacionadas con los gasoductos son los factores detrás de la escasez de electricidad y gas natural que han empeorado a medida que se prolonga la guerra en Ucrania, que comenzó el 24 de febrero.

Ambas cuestiones serán motivo de atención esta semana.

Está previsto que los inspectores de la agencia nuclear de la ONU informen al Consejo de Seguridad el martes sobre su visita de inspección y salvaguarda a la central de Zaporiyia.

En tanto, los ministros de energía de la Unión Europea programaron una reunión de urgencia para el viernes en Bruselas para debatir el mercado eléctrico del bloque, el cual de acuerdo a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, “ya no funciona”.

Gran parte de la región de Zaporiyia, incluida la ciudad clave de Melitopol, se quedó sin electricidad este domingo.

Pero el servicio se restableció posteriormente, dijo Vladimir Rogov, el jefe de la administración local instalada por Rusia en Enerhodar, la ciudad donde se encuentra la planta nucleoeléctrica. Al suroeste, también se produjo un apagón en varias partes de la ciudad portuaria de Jersón, según la agencia de noticias rusa Tass.

Aunque Rogov dijo que no se registraron nuevos bombardeos en la zona de la central de Zaporiyia el domingo, los efectos de los ataques anteriores persisten.

El Organismo Internacional de Energía Atómica dijo el sábado que la central fue desconectada de su última línea principal de alimentación externa y que un reactor estaba desconectado debido a restricciones de la red. Otro reactor seguía funcionando y produciendo electricidad para la refrigeración y otras funciones esenciales de seguridad en la planta, así como externamente para los hogares, las fábricas y otros a través de una línea eléctrica de reserva, dijo el OIEA.

Las fuerzas rusas han mantenido el control de la nucleoeléctrica de Zaporiyia, la más grande de Europa, desde principios de marzo, y su personal ucraniano sigue operando en ella.

El director general del OIEA, Rafael Grossi, dijo que informará al Consejo de Seguridad de la ONU el martes sobre la misión que dirigió a la planta la semana pasada. La delegación de 14 miembros desafió los disparos y las explosiones de artillería para llegar a la planta el jueves pasado, tras meses de negociaciones para permitir el paso a través de las líneas del frente de batalla.

Sin culpar a ninguno de los bandos en conflicto, Grossi dijo que sus mayores preocupaciones son la integridad física de la planta, su suministro de energía y el estado del personal.

En general, el panorama energético de Europa sigue enturbiado por la guerra en Ucrania.

Apenas unas horas antes de que Gazprom tuviera que reanudar el suministro de gas natural a Alemania a través de un importante gasoducto tras una suspensión de tres días, la compañía anunció el viernes que no podría hacerlo hasta que se arreglen las fugas de aceite en las turbinas.

Es el más reciente acontecimiento en una saga en la que Gazprom ha alegado problemas técnicos como razón para reducir los flujos de gas a través del Nord Stream 1, explicaciones que las autoridades alemanas han rechazado por considerarlas una tapadera para un juego de poder político. La empresa alemana Siemens Energy —que fabrica las turbinas que utiliza el gasoducto— desestimó la justificación de Gazprom para el cierre y dijo que las fugas de las turbinas pueden arreglarse mientras el gas sigue fluyendo por el gasoducto.

Von der Leyen culpó a la guerra del presidente ruso Vladimir Putin contra Ucrania de la crisis energética de Europa. Con vistas a la reunión de los ministros de Energía de la UE del próximo viernes, la funcionaria dijo que los precios de la electricidad y el gas natural deben desvincularse, y que es partidaria de poner un tope a los precios al gas ruso exportado a Europa a través de gasoductos.

El gas natural es uno de los principales combustibles utilizados en la generación de electricidad y es una de las principales fuentes de ingresos de Rusia, junto con las exportaciones de petróleo.

En el campo de batalla ucraniano, los proyectiles rusos alcanzaron la ciudad portuaria de Mykolaiv, en el sur de Ucrania, durante la noche, y dañaron un centro de atención médica, dijo el domingo el alcalde de la ciudad.

Mykolaiv y su región circundante han sido atacadas a diario durante semanas. El sábado, un niño murió y otras cinco personas resultaron heridas en ataques con cohetes en la región, dijo el gobernador Vitaliy Kim.

El alcalde de Mykolaiv, Oleksandr Senkevych, no informó de heridos en el ataque nocturno, que, según dijo, también causó daños en viviendas. Mykolaiv, que se encuentra a 30 kilómetros (20 millas) aguas arriba del mar Negro en el río Bug Meridional, es un importante puerto y centro de construcción naval.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search