Prevén que EU active demandas sobre Cuba

Trump permitirá demandas contra empresas extranjeras que se hayan beneficiado de compañías de EU confiscadas en Cuba

Reforma
martes, 16 abril 2019 | 17:05

El Gobierno de Donald Trump permitirá por primera vez que se presenten demandas en cortes de Estados Unidos contra todas las compañías extranjeras que hacen negocios con Cuba utilizando propiedades confiscadas a estadounidenses de origen cubano y otros ciudadanos del país, dijo el martes un funcionario de alto rango en Washington.
La medida, que será anunciada formalmente el miércoles, podría exponer a compañías estadounidenses, europeas y canadienses a acciones legales y complicar los esfuerzos del Gobierno cubano de atraer más inversiones extranjeras.
El Asesor de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton, también anunciará el miércoles nuevas sanciones contra Cuba, Venezuela y Nicaragua, aseguró el funcionario, que habló bajo condición de anonimato.
El Departamento de Estado planea dejar que entre en vigencia una disposición conocida como Título III de la Ley Helms-Burton, una controvertida ley que ha sido suspendida desde su creación en 1996.

Según la legislación, los ciudadanos de origen cubano pueden reclamar ante los tribunales estadounidenses las propiedades que les fueron confiscadas a raíz de la revolución de 1959 y que ahora pueden estar perfectamente bajo uso de inversores con intereses en la isla.
Todos los presidentes lo han suspendido en los últimos 23 años debido a la posición de la comunidad internacional y por temores a que cree un caos en el sistema judicial de Estados Unidos con una avalancha de demandas.
La Unión Europea advirtió a Washington de que cualquier medida que permita a ciudadanos estadounidenses demandar a empresas extranjeras que hacen negocios en Cuba podría llevar a un litigio en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y a un ciclo de reclamaciones en los tribunales europeos.
Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba se han deteriorado con fuerza desde que Trump llegó a la presidencia, haciendo retroceder parcialmente la distensión iniciada por su antecesor demócrata Barack Obama y volviendo a la retórica de la Guerra Fría.
En tanto, la Comisión Europea ha amenazado por escrito a Trump con una posible denuncia ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) si confirma su intención de reactivar las sanciones contra empresas europeas que tengan inversiones en Cuba.
La medida unilateral estadounidense amenaza los intereses de compañías españolas, en particular del sector hotelero.
Bruselas advierte a Washington, en una carta dirigida al Secretario de Estado a la que ha tenido acceso el diario El País, que activará todas las represalias posibles, incluida la posibilidad de que las empresas estadounidenses también sean confiscadas en suelo europeo para compensar los perjuicios que sufran las empresas europeas en Cuba.
"La UE se verá obligada a recurrir a todos los instrumentos a su disposición, incluida la cooperación con otros socios internacionales, para proteger sus intereses", señala la misiva.