Internacional

¿Piensas viajar en avión? esto es lo que necesitas saber ahora

Será una experiencia muy diferente de lo que era antes del coronavirus

The New York Times

The New York Times

lunes, 01 junio 2020 | 12:59

Nueva York.- Para las personas que piensan volar este verano, o en los meses posteriores, el viaje aéreo será una experiencia muy diferente de lo que era antes del coronavirus. Desde la acera hasta el avión, cada parte del viaje tiene nuevas reglas y nuevas cosas en que pensar.

Esto es lo que sabemos sobre la navegación segura en avión ahora.

¿Cuál es la mejor manera de llegar al aeropuerto?

Si alguien con quien te has estado aislando puede dejarte en su propio automóvil, eso disminuye el riesgo de contagiarte. Si necesitas tomar un servicio de automóvil como Uber, debes recordar no compartir viajes (por lo que podrías pagar más), y sería cortés que limpies el asiento y la manija de la puerta antes de salir del automóvil.

Antes de ir al aeropuerto, ¿cómo debo prepararme?

Volar siempre ha sido un ejercicio de alto contacto, así que piensa en todos esos puntos y cómo puedes minimizarlos. Debes usar un cubrebocas, toallitas y desinfectante para manos. Algunos expertos sugieren usar guantes, aunque la guía del CDC dice que no son necesarios.

¿Qué debo esperar en el aeropuerto?

Mucha limpieza. Los aeropuertos han estado limpiando todo, desde los pisos y las superficies hasta el aire de manera más rigurosa. Los aeropuertos han aumentado las estaciones de desinfección de manos, así como la regularidad con la que están limpiando.

Muchas tiendas del aeropuerto pueden estar cerradas, y no todas las aerolíneas están sirviendo comida en los vuelos, por lo que es posible que debas llevar tu propia comida para el avión. La mayoría de los aeropuertos están desalentando el uso de efectivo. Es posible que desees asegurarte de tener una tarjeta de pago o configurar pagos sin contacto en tu teléfono.

¿Cómo puedo estar seguro durante el registro y la seguridad?

Ahí es donde entra tu preparación en casa. Haz todo el proceso que puedas en la aplicación de tu aerolínea. Lleva desinfectante para manos en caso de que necesites entregar documentos o si necesitas ingresar algo en un quiosco. Presta atención a los marcadores de piso que indican el distanciamiento social adecuado. Aunque las multitudes han sido escasas, mantener el distanciamiento social puede ser difícil, así que usa tu cubrebocas.

¿Cómo abordar el avión?

Pregúntate a tu aerolínea cuál es su procedimiento actual para abordar. Las políticas difieren según la aerolínea, pero la mayoría piden a los pasajeros que usen cubrebocas para abordar y en los vuelos.

¿Necesito limpiar mi asiento?

Hacerlo no es una mala idea, pero las aerolíneas dicen que han intensificado la limpieza profunda de los aviones, a veces entre cada vuelo. La mayoría de las aerolíneas han creado folletos de Covid-19 con información sobre lo que están haciendo para mantener a los pasajeros seguros. Este folleto, en muchos casos, tiene información detallada sobre qué tipo de protocolos de limpieza está siguiendo una aerolínea.

¿Necesito mantener mi cubrebocas puesto?

Sí, la mayoría de las aerolíneas piden a las personas que los mantengan durante el vuelo. Debes saber que el aire en el avión está bastante limpio: los aviones comerciales reciclan el aire de la cabina utilizando filtros de aire de partículas de alta eficiencia, por lo que el aire puede no ser fresco, pero se limpia. Los filtros atrapan el 99 por ciento de los microbios en el aire.

¿Alguien estará en el asiento a mi lado?

Puede ser. Las imágenes de vuelos en los que cada asiento parece estar lleno han estado circulando en las redes sociales. No son la norma. En promedio, los vuelos transportan alrededor de 39 pasajeros, en comparación con los primeros dos meses del año, cuando los vuelos transportaban entre 85 y 100 pasajeros.

Al elegir tu asiento, si crees que no necesitarás levantarte durante el vuelo, una buena idea es un asiento junto a la ventana porque las personas que se sientan junto a la ventana tienen menos contacto con personas potencialmente enfermas.