Internacional

Crisis carcelaria en Ecuador

Pelea entre bandas deja 118 muertos y 79 heridos

Ven expertos narco transnacional detrás de conflicto en penal del Litoral en Guayaquil

Associated Press

viernes, 01 octubre 2021 | 06:00

Associated Press Associated Press Associated Press

Quito– La disputa por el dominio de corredores de tránsito de droga hacia el exterior, así como territorios de comercialización interna, estarían, según especialistas en seguridad, detrás de la crisis carcelaria que atraviesa Ecuador y que provocó una sangrienta pelea entre bandas que dejó 118 muertos y 79 heridos en la penitenciaría del Litoral en Guayaquil.

El caso llevó al presidente Guillermo Lasso a decretar el estado de excepción nacional en todo el sistema penitenciario por “grave conmoción interna” y para “preservar los derechos humanos de las personas privadas de la libertad”, dijo en una rueda de prensa que brindó el miércoles por la noche desde Guayaquil.

El estado de excepción permite la movilización de todo el sistema de administración pública, incluidas las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, hacia todos los centros de privación de libertad con el fin restablecer el orden y la convivencia pacífica, citó el presidente.

Un dantesco escenario, propio de un campo de batalla, se observaba en imágenes que circularon por redes sociales y que reflejarían lo sanguinario del enfrentamiento entre los reos. Familiares apostados en los exteriores de la morgue lucían desolados, mientras algunos se animaban a describir ante los periodistas la crueldad con que sus allegados fueron asesinados, decapitados y desmembrados.

Según la prensa local, en cinco casos hubo decapitaciones. En otros, cortes de extremidades.

Aparece México en el panorama

Según se divulgó, una disputa entre las bandas de “Los Choneros” y “Los Lobos” habría desatado el enfrentamiento armado, que a decir del exdirector de inteligencia militar, coronel Mario Pazmiño, se da por la pelea del “control territorial” dentro y fuera de las cárceles para dominar las actividades de narcotráfico y microtráfico.

Para Pazmiño el sangriento amotinamiento evidencia que “el crimen organizado transnacional ha permeado la estructura del estado”, cuya gobernabilidad ha sido “trastocada por la injerencia de carteles internacionales como Sinaloa y Jalisco Nueva Generación”, que operan a través de bandas locales. “Quieren sembrar el miedo”, dijo a la AP. Añadió que “mientras más radical y violenta es la forma de asesinar”, más logran su objetivo de control entre bandas.

Explica que las disputas en los centros penitenciarios “se desarrollan en gran parte por la actividad del narcotráfico, por los corredores que atraviesa el país: el corredor del Pacífico y el corredor amazónico”.

Estamos frente a una “grave” realidad, pues al igual que en países como México, se estarían formando ya en Ecuador “escuelas de sicariato”.

En las cárceles hay, además, un negocio encubierto, considera el excoronel del Ejército, lo que implica que “cada objeto que entra beneficia a esta maquinaria del crimen organizado”. Las mafias se caracterizan porque “su principal accionar es a través de los centros carcelarios”, afirmó.

A su vez, el analista político-militar Luis Hernández aseguró que los efectos de haber permitido la formación progresiva de un “autogobierno” de las bandas delincuenciales en las cárceles le está pasando factura a un Estado “debilitado” frente al crimen transnacional que la ha sobrepasado. El sanguinario episodio del martes tiene que ver, a su criterio, con una “disputa táctica interna”.  

Identifican a víctimas; podrían ser más

La Fiscalía de Ecuador indicó por la tarde en Twitter que la Policía judicial y criminalística trabaja “en la identificación de cadáveres de las personas privadas de libertad asesinadas”, aunque no divulgó ninguna cifra sobre cuántos ya han sido identificados y entregados. Tannya Varella, Comandante de Policía, indicó a su vez ante la prensa que “podrían existir otros cuerpos dentro del centro penitenciario o también podrían fallecer personas que están heridas”.

La Policía realizó un operativo de requisar armamento y otras evidencias. Por la noche actualizó la cifra de víctimas –dos más de las que se tenían al inicio de la jornada– e informó en un tuit que se decomisaron tres pistolas, 25 armas blancas, más de 400 municiones, explosivos y varias dosis de droga.

Muchas condiciones harían de la nación andina un territorio apetecido para las organizaciones de narcotraficantes que operan con brazos locales. Entre ellas, una buena infraestructura vial, tres puertos internacionales marítimos, dos aeropuertos internacionales, líneas de comunicación que no son tan extensas y eso lo hace un buen lugar de “tránsito y embarque” de droga, consideró Hernández.

Punto de transbordo

En su informe más reciente sobre la situación de las drogas, la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) señaló que los cárteles colombianos utilizan a Ecuador, junto con Venezuela, como un punto de transbordo para los cargamentos de cocaína con destino a Centroamérica, el Caribe y México.

Según la DEA, los grupos colombianos conservan grandes cantidades de cocaína en áreas remotas de Ecuador mientras se espera el transporte aéreo y marítimo que se llevará la mercancía. Además, de acuerdo con el reporte de la agencia, cárteles mexicanos suelen enviar representantes a Sudamérica, incluido Ecuador, para coordinar los cargamentos de cocaína.

La Policía y las Fuerzas Armadas continuaban el jueves en operativos de requisa al interior de la penitenciaría del Litoral, informó la Policía Nacional. En tanto, en los exteriores del centro de rehabilitación y la morgue, familiares de los reos esperaban información acerca de sus allegados.

La jornada violenta del martes en la penitenciaría del Litoral es la más reciente en lo que va del año. En febrero, el saldo de un amotinamiento simultáneo fue de 79 muertos. En julio 22 reos fallecieron y en septiembre un ataque con drones se produjo sin dejar víctimas mortales.

close
search