Ocultó Rusia durante días explosión mortal en base militar

El accidente tuvo que ver con una prueba de un nuevo tipo de misil nuclear

The New York Times
martes, 13 agosto 2019 | 08:49
The New York Times |

Moscú.- En publicaciones en línea y llamadas a funcionarios locales, los rusos expresaron el lunes su enojo debido a que el gobierno retuvo información durante varios días sobre la explosión de un pequeño reactor nuclear en un sitio de prueba militar la semana.

“Incluso si no es tan peligroso como parece, merecemos saberlo”, dijo Danil Kotsyubinsky, un habitante de San Petersburgo que ha estado presionando a los funcionarios locales para obtener información.

El accidente, que ha estado oculto en secreto, tuvo lugar el jueves en el campo de armas navales de Nenoska en la costa del Mar Blanco al norte de Rusia, y aparentemente tuvo que ver con una prueba de un nuevo tipo de misil de crucero impulsado por energía nuclear, según informaron algunos analistas estadounidenses.

La explosión cobró las vidas de al menos siete personas, emitió niveles de radiación que elevaron brevemente las lecturas en una ciudad a 25 millas (40 kilómetros) de distancia, mientras expertos occidentales intentaban determinar lo sucedido. El ejército y una compañía estatal de energía nuclear informaron sobre los decesos, pero ofrecieron pocos detalles del accidente.

Así que los rusos no les ha quedado otra opción más que especular y crear conjeturas al respecto.

Algunas transmisiones de televisión de Moscú fueron interrumpidas misteriosamente durante 53 minutos la noche del accidente. Más tarde, una agencia de transmisión del gobierno describió la interrupción como una falla en un sistema de advertencia de tormentas. Las pantallas se pusieron azules. Un mensaje de texto instó a las personas a quedarse en casa debido a una tormenta con vientos fuertes que nunca llegó.

Cuando una compañía estatal de energía nuclear admitió por primera vez que el accidente involucraba materiales nucleares, el sábado, dos días después de la explosión, la divulgación no apareció en los noticieros de la noche de los canales de televisión. Channel One, la principal emisora estatal, le dedicó únicamente 36 segundos al reportaje.

Surgió entonces una serie de informes turbios y engañosos que, para algunos rusos, recordaron los letales retrasos informáticos del accidente de Chernóbil hace tres décadas, aunque la emisión de radiación de la semana pasada fue mucho menor. Solo el domingo los científicos rusos explicaron que un pequeño reactor nuclear había presentado fallas.