PUBLICIDAD

Internacional

Obliga tifón a cancelar vuelos en Corea del Sur

El país está en alerta y enfrentaba su tormenta más fuerte en décadas

Associated Press

lunes, 05 septiembre 2022 | 07:22

Associated Press

PUBLICIDAD

Seúl.- Las autoridades en Corea del Sur cancelaron este lunes cientos de vuelos y evacuaron a más de 200 personas ante la llegada del tifón Hinnamnor a su zona sureña, con fuertes lluvias y vientos de hasta 170 kilómetros (105 millas) por hora. El país está en alerta y enfrentaba su tormenta más fuerte en décadas.

La agencia surcoreana de meteorología estimaba que el país percibiría todo el impacto de Hinnamnor, la tormenta más fuerte del año en todo el mundo, para el martes por la mañana, cuando se esperaba que rozara la isla turística de Jeju antes de tocar tierra cerca de la ciudad continental de Busan.

PUBLICIDAD

Miembros del gobierno expresaron su preocupación por posibles daños por inundaciones, aludes de tierra y grandes olas provocadas por el tifón, que llegaba apenas unas semanas después de que la capital, Seúl, y las regiones cercanas sufrieran intensos aguaceros que provocaron inundaciones repentinas y dejaron al menos 14 muertos.

El presidente, Yoon Suk Yeol, que dijo que se quedaría en su oficina durante la noche para supervisar la situación y pidió esfuerzos máximos para evitar víctimas. El primer ministro, Han Duk-soo, pidió medidas proactivas para evacuar zonas vulnerables a inundaciones.

“Se espera que este sea un tifón de una fuerza histórica que no hemos experimentado nunca antes”, dijo Han.

Las autoridades dijeron que Hinnamnor podría llevar vientos más fuertes que el tifón Maemi de 2003, que mató a 117 personas y fue la tormenta más fuerte que tocaba tierra en el país desde el inicio de los registros en 1904.

Para el lunes por la noche, Hinnamnor estaba en mar abierto unos 180 kilómetros (112 millas) al suroeste de Jeju. Ha arrojado más de 62 centímetros (24 pulgadas) de agua sobre la zona central de Jeju desde el domingo, cuando el viento alcanzó los 124 kilómetros (77 millas) por hora.

El Ministerio surcoreano de Interior y Seguridad dijo que no había reportes inmediatos de víctimas. Al menos 11 casas y edificios se habían inundado en Jeju y más de 270 personas se habían visto obligadas a evacuar en Busan y ciudades cercanas.

Unos 370 vuelos internos y 100 servicios de transbordador se cancelaron y había cientos de carreteras y puentes cerrados en todo el país el lunes por la noche. Más de 66 mil pesqueros regresaron a puerto.

Las escuelas infantiles y de primaria en Seúl y todas las escuelas de Busan y las regiones cercanas del sur cerrarían o cambiarían sus clases a internet el martes, según las autoridades.

También Corea del Norte se preparaba para Hinnamnor, y reportó lluvia cada vez más fuerte en todas sus regiones salvo la fronteriza con China. Había trabajadores agrícolas dedicados a minimizar el daño a las cosechas y se instó a las autoridades a “multiplicar por dos y por tres las medidas de emergencia” que protegieran edificios y equipamiento de inundaciones y deslaves, según los medios estatales norcoreanos.

Varias ciudades en el este de China suspendieron servicios de ferry y clases y más de 100 vuelos se cancelaron en Japón el domingo, cuando Hinnamnor pasó por la región. Se estimaba que el tifón se acercaría al este de China más avanzada la semana.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search